Entradas

Mostrando las entradas de 2022

Escuchá el podcast en Spotify

DESCONECTARSE

Imagen
Hoy los invito a desconectarse unos instantes de todo lo que los preocupa, para utilizar estos breves minutos para ser felices, para sentir el sol en el rostro, la brisa como un bálsamo y el perfume de la primavera como un sedante. Inspirar profundo hasta perdernos en el trinar de los pájaros, o en la ola que rompe en la orilla del mar, para flotar en el éxtasis de la plenitud de la vida. Estar vivos es estar abiertos a disfrutar de cada momento, y aunque algunas veces no nos damos esa posibilidad, es ahora el tiempo de ser y estar con lo mejor de cada uno de nosotros. Solemos creer que la felicidad está en los bienes materiales, o a la vuelta de la esquina, o en esos proyectos o sueños que esperamos se cristalicen, sin embargo, está aquí y ahora en este instante en el que podemos desconectarnos de lo que nos angustia y sonreír a la vida, a los seres que amamos, a lo que nos importa y maravilla. Quizás hemos estado distraídos, ocupados y preocupados, pero no podemos desperdiciar más n

EL DESAFÍO DE LOS AÑOS

Imagen
Si bien la calidad y la extensión de la vida cada vez es mayor producto de los adelantos científicos, existe una tendencia a no querer envejecer, a que las arrugas no se marquen, la piel no se caiga, es decir que la gravedad no haga su obra. Sin embargo, el tiempo no se detiene y los años siguen su curso, y nuestro cuerpo mejor o peor siente su peso. Botox, colágeno, antioxidantes, ácido hialurónico, hilos tensores, lifting… son parte de las soluciones mágicas para detener el tiempo, o al menos ralentizarlo. Es así que no dejamos de ver videos en las redes sociales de personas que han quedado desfiguradas, que no pueden casi hablar de tanto relleno y estiramiento, y que a pesar de todo en el fondo no están felices, porque lo que no asumen es que los años pasan y hay que ponerle vida a los años, salero como dirían los españoles, y sobre todo muchas ganas de seguir con entusiasmo. Envejecer con dignidad, implica comprender los años que tenemos asumirlos, y desde allí hacer todo lo que no

RESIGNIFICAR

Imagen
Con el correr del tiempo ciertos acontecimientos nos llevan a resignificar la forma de encarar la vida. Comenzamos a valorar el tiempo y el espacio de otra forma, y nos hacemos lugar para la gente que realmente queremos, para los instantes que nutren el alma y nos abrazan el corazón. Quizás el detonador de este cambio haya sido diferentes instancias y sucesos, pero lo cierto es que aquí estamos dispuestos a resignificar la forma de valorar lo que nos sucede, lo que nos importa y ocupa nuestra energía vital. El constante devenir y cambio son los primeros que nos muestran que debemos estar abiertos a que nada es permanente. Y si empezamos por nosotros mismos nuestro cuerpo, sentimientos, gustos, deseos, sueños están en continuo movimiento y se van moldeando de acuerdo con esa realidad que nos circunda y la que vamos labrando día a día. Cada vez son menos bodas y más funerales los que nos llevan a ver la finitud de un camino, y de allí la importancia de la resignificación, no por miedo, n

NOCHE PLATEADA POR LA LUNA

Imagen
La nostalgia se ha puesto sus mejores galas, iluminados los recuerdos por la luna sobrevuelan la ciudad. El misterio se ha escondido detrás de las estrellas que buscan las miradas extasiadas por el azul de la noche. El silencio acompaña la paz que se viste de lilas y notas de rocío. Las respuestas se escudan en el magnético platear de la luna. Reina en la quietud una infinita armonía. Ya duerme la ciudad, las luces se apagan y se prepara el descanso para que los sueños se mezclen con la realidad, para que los deseos jueguen a las escondidas, mientras las pasiones cabalgan en un caballo blanco en la orilla del mar. El perfume de la noche deja su impronta en la piel la luna, que se deja ver radiante y seductora. Quien mira hacia el cielo se enamora y se proyecta como en un sueño sideral. El tiempo parece detenerse al menos unos instantes, para dejar ser y fluir al baño de plata que se esparce por cada rincón. Una suave melodía envuelve a la ciudad, mientras todo se duerme por el vaivén d

DAME SOLUCIONES Y NO PROBLEMAS

Imagen
Gastamos más tiempo y energía en hablar de los problemas que en afrontarlos, quizás como forma de desahogarnos y sentirnos mejor. Así pasan los días, los meses, corren los años y algunas situaciones no logramos enfrentarlas. Es muy común que entre amigos compartamos lo que nos pasa, pero también cabe cuestionarnos hasta que punto nos hace bien seguir hablando de lo que nos molesta, duele o perjudica. Hay un momento que uno siente que tiene que decir basta, hasta aquí llegué. Hoy uno de los lemas que nos trae la sociedad del siglo XXI es: “dame soluciones y no problemas”, y esto se aplica para el trabajo, para la casa, para las amistades y la familia. La gente que se queja constantemente ya cansa, y pasa a ser tóxica, a tal punto que muchas veces intentamos esquivarla. “Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar.” Se requiere valentía y fortaleza para tomar esta decisión, es estar dispuestos a comenzar de nuevo, a no dejar de sonreír,

QUISO CREER

Imagen
Obra: Alfons Mucha Quiso creer aquella historia, tenía pocos puntos de sustento, estaba agarrada con alfileres que pendían delicadamente de la ilusión que brillaba en el horizonte. Poco a poco las palabras perfumaron sus oídos, realzaron sus sabores, deleitaron cada uno de sus sentidos anestesiados por los desteñidos años. Tantas veces, quisiéramos creer historias, cuentos, narraciones, y nos paramos en la duda, más cuando tienen que ver con acontecimientos en los que estamos involucrados. Hay maravillosos narradores, creadores de fábulas, trovadores que musicalizan instantes mágicos. Quiso creer para endulzar sus pensamientos, para encontrar un destello de luz, un brillo en aquella mirada miope, en los que hilos blancos comenzaban a enredarse entre sus dedos. Se miró al espejo, su imagen no condecía con lo que escuchaba, sin embargo siguió decida a dejar fluir aquella poesía. Comenzó a cuestionarse: ¿Se preguntó por qué creer aquellas palabras? Creer por momentos implica, no cuestiona

ME ENCUENTRO SOLO

Imagen
Si bien la soledad es necesaria, para encontrarnos con nosotros mismos, también es un gran enemigo que mantiene a muchas personas, tristes, aisladas, amargadas, en total estado de depresión. Como seres sociales, necesitamos el contacto con nuestros semejantes, entonces, ¿cómo lograr ese justo equilibrio para que no pase a ser una piedra en el camino? Y no se debe confundir soledad con estar solo. Cuando uno está solo es porque se aparta voluntariamente, por diferentes razones, pero con la conciencia de querer hacerlo. Y aquí también surge algo que se nos ha inculcado y es que para “ser felices” debemos estar en pareja, formar una familia, conquistar un oficio o profesión, lograr un buen puesto de trabajo, aspirar a tantas cosas… y tantos patrones pre-establecidos que distan mucho de estar bien con nosotros mismos, y que nada tienen que ver con estar solos. También cabría recordar aquel dicho que dice “más vale estar solo que mal acompañado”. Una vieja canción de los Rolling Stones, año

TODO LLEGA EN EL MOMENTO JUSTO

Imagen
En nosotros habitan las posibilidades, aunque no son claras por momentos están a nuestro alcance, es cuestión de abrirnos a ellas a dejarlas ser, para darnos la oportunidad de cambiar todas las veces que sea necesario. Nuestro potencial es muy grande, sólo que no confiamos en que seamos capaces, no nos damos la oportunidad. Otras veces estamos tan cansados y apabullados que no discernimos y entonces le damos le cerramos la puerta a las oportunidades. Dice un viejo refrán que “todo llega en el momento justo”, pero hay que estar atentos a lo que nos toca vivir día a día, no estar distraídos en asuntos que nos hacen perder nuestro tiempo y energía vital. Dentro de las distracciones que nos llevan a cerrar las puertas a las posibilidades algunas autoimpuestas, otras por costumbres, por cansancio, por desgano, por dolor, las causas innumerables, pero más allá de ellas vale la pena parar unos instantes para ver todo lo que estamos dejando pasar, todo lo que no estamos haciendo para si dar c

EL BAÚL DE LOS DESENGAÑOS

Imagen
Como por arte de magia llegan a él innumerables desengaños, algunos más coloridos, otros ásperos y afilados se clavan como una daga en el pecho. A lo largo de la vida los desengaños llaman a nuestra puerta y los vamos acomodando de la mejor manera en este inmenso baúl. La mano amiga que se brinda solidaria, fraterna y comprensiva, es la que te alivia el desengaño. Porque aún en los peores momentos surge una luz, aunque la oscuridad inunde nuestro cuerpo. Como somos seres imperfectos es imposible brindarnos sin esperar en el fondo, aunque sea una simple sonrisa de agradecimiento o una mirada de cariño. Es parte de nuestra naturaleza y el comienzo de muchos desengaños. ¿Por qué se produce un desengaño? Porque lo que esperábamos no sucede, por confiar en quien no debemos… ¡vaya uno a saber!, lo cierto es que cuando ocurren una sensación de desasosiego se apodera de nosotros. Parte de los desengaños se disparan porque ponemos falsas expectativas, deseos que están en nuestras mentes, pero q

CARPE DIEM

Imagen
Aprovecha el momento, vive el instante, inspira profundo, exhala… Cada minuto puede ser maravilloso. Está en cada uno descubrir ese universo de posibilidades, sentir intensamente como si fuera a ser el último, y así dejar fluir lo más profundo. Algunas veces dejamos escapar los momentos porque alguien interfiere en nuestro camino y nos desalentamos, es como si una piedra nos detuviera. No podemos permitir que ciertas personas o acontecimientos nos quiten la alegría de vivir, pues cada día es nuestra oportunidad de dar un giro o vuelta de rosca a lo que nos sucede. Otras veces cansados de fracasos y desencuentros, derrotados y abatidos dejamos de soñar, de alimentar ese paraíso frondoso del que bebe nuestro ser más profundo para oxigenarse tomado de la mano de la esperanza. Si bien el silencio suele ser un gran aliado, también puede ser el peor error. Cuando se convierte en cómplice o culpable más vale hablar que callar, defender el derecho de expresarnos y ser. Solemos abarrotarnos de

LA BORRA DEL CAFÉ

Imagen
Con el pocillo entre las manos luego del último sorbo, decidió leer la borra del café. Buceó por el pasado, miro de reojo el presente y saltó por el futuro en busca de respuestas. Las gotas de lluvia que salpicaban el cristal perfumaban de melancolía a la tarde plomiza. El arte de adivinar y analizar la borra del café se pierde en la historia de la humanidad, diferentes culturas se atribuyen su procedencia y lo practican generación tras generación. Sin embargo, hoy no se trataba de una lectora adiestrada, la que se había sentado junto al pocillo de café, era una emoción dispuesta a transitar por su vida. Fue así que la sensatez decidió leer en aquella pequeña taza el mensaje que el café le había preparado. Al llegar al fondo de la taza el pasado comenzó a aparecer lentamente, allí la congoja se sentó a su lado y la melancolía le pasó la mano por la cabeza. La niñez surgió de inmediato, y la adolescencia le siguió despreocupada. La juventud pasó volando colorida, la sensatez comprendió

GOTAS DE ALEGRÍA

Imagen
La alegría es patrimonio de todos y cada uno de nosotros, aunque algunas veces permitimos que al menor contratiempo desaparezca y se instalen sentimientos que nos alejan del bienestar, de esa energía vital imprescindible para sentirnos vivos y útiles. Sonreír puede ser un potente aliado en la vida, no sólo para sentirnos mejor sino también para contagiar alegría a quienes nos rodean. No siempre estamos de buen humor o con el mejor ánimo, a menudo pasamos horas frente a la computadora, el celular o la televisión, realizando nuestro trabajo sin esbozar una sonrisa. Dice un viejo proverbio que “la alegría es la piedra filosofal que todo lo convierte en oro”. Si logramos esbozar una sonrisa, veremos que nuestro humor cambia, nuestros pensamientos se iluminan y nos impregnamos de un mejor ánimo. Al sonreír se liberan endorfinas, que disminuyen el estrés y nos hacen sentir más felices. De esta manera, si nos esforzamos por sonreír, aunque no tengamos ganas, estaremos “engañando” a nuestro ce

YO SOY

Imagen
Somos en la medida que nos lo permitimos, en que decidimos dedicar nuestro tiempo y nuestra energía a una tarea, esperanzados en progresar, avanzar, aunque no redunde en un beneficio económico ni sea nuestro sustento de vida. Es así como surgen los hobbies, esos pasatiempos que realizados con mucho amor terminan diciendo quienes somos. Cuando nos paramos ante el “yo soy”, nos detenemos unos instantes casi al borde de un abismo antes de definirnos, empezamos a mirar a nuestros costados e intentamos la aprobación del otro. Es lógico, queremos sentirnos parte de la sociedad en la que vivimos. Pero con el correr de la vida la aprobación del otro, si bien es importante, cada vez tiene menos peso porque logramos independizarnos y desplegar nuestras alas más allá de lo que piensen los demás. Desde pequeños se nos insiste en ¿qué vamos a hacer cuándo seamos grandes?, así pasan los años hasta que al finalizar el liceo nos enfrentamos a esa elección complicada que tiene que ver con lo que nos de

LEYENDA DEL TEJIDO

Imagen
El tejido se origina en culturas milenarias, es unificador, liberador y relajante, requiere de paciencia, atención y esmero. En torno a él giran infinidad de leyendas e historias. Desde la Toscana, una antigua leyenda le augura protección a quien teje en familia. Los tejidos de la Toscana son muy cotizados y buscados por quienes llegan a esas tierras, sin embargo, me remontaré a la historia de una abuela que promovió el tejido como forma de mantener unida a su familia, generación tras generación. Filomena nació y creció en la Toscana, aprendió a tejer a los seis años con su abuela y fue una excelente tejedora. Vino a Uruguay por el año 1900 en busca de ampliar sus horizontes, se instaló en nuestro país, trabajó duro y construyó una familia. Tuvo tres hijos varones y una mujer, a todos enseñó a tejer desde pequeños. Trajo consigo la belleza de aquellas tierras lejanas, la alegría de sus cantos y los girasoles luminosos como guías. Los sentaba frente a la estufa de leña y cuando las bras

TIEMPO DE COMPLACERNOS

Imagen
No sabemos cómo pero aquí estamos parados en julio, en la mitad de un año que se escapa y pretende finalizar lo antes posible. Y uno se pregunta tantas cosas, y mira hacia atrás y piensa: ¿qué hice?, ¿cuánto me queda por hacer?, ¿he dedicado tiempo a lo que deseo?, ¿cómo seguirá este año? ... Preguntas que nos llevan a acercarnos a quiénes somos y qué estamos haciendo por estar bien con nosotros mismos. El autocomplacerse suena hedonista, egoísta, pretencioso, complaciente, podríamos continuar añadiendo palabras a esta lista… pero en realidad se trata de encontrar ese espacio para uno, para hacer lo que siempre quisimos y nos animamos, lo que nos hace sentir bien, esos minutos para estar mejor con nosotros mismos y así también con los demás. Cuando hablamos de autocomplacernos intento bucear con ustedes en lo que concierne a nuestros pensamientos, palabras y acciones, en ese interior profundo que existe en cada uno de nosotros. Estar bien con uno mismo no es tarea menor, requiere pacie

¿CUÁNTO PERDEMOS POR MIEDO A PERDER?

Imagen
Vivir es acompasar todo lo que nos sucede, lo bueno, lo malo, lo que está en el medio, pero a un ritmo que no nos sobrepase. Cuando la ola nos pasa por encima podemos quedar abajo y no salir a flote, y esto está muy relacionado con los miedos. ¿Cuánto perdemos por el miedo a perder? Por miedo a perder, permanecemos inmovilizados, sin embargo, la vida no se detiene, los acontecimientos continúan y allí estamos como meros espectadores de una película, aunque cuando queremos acordar sentimos que agua nos llega al cuello y no hacemos pie. Cuando nos convertimos en rehenes de los miedos, quedamos sin libertad de acción, atrapados en una inmensa tela araña, perdidos en un laberinto. Sin embargo, un poco de ansiedad puede ayudar a mantenernos alertas y concentrados. ¿Cómo se generan los miedos? Algunos de ellos se relacionan con lo que se nos inculca de pequeños, dónde la información recibida marca una huella importante. Otras veces, las experiencias personales vividas nos condicionan y ante

“HAY UNA GRIETA EN TODO:ASÍ ES COMO ENTRA LA LUZ”

Imagen
Las brechas son aberturas o grietas que existen en los distintos órdenes de la vida, y este tipo de separaciones requieren de mucho esfuerzo para lograr tender puentes y alcanzar un acercamiento o un vínculo que acorte la distancia. Pero nos queda una pizca de esperanza cuando alcanzamos a ver que a pesar de que “hay una grieta en todo es así es como entra la luz” Leonard Cohen A lo largo del transcurso de la Humanidad las brechas se fueren moviendo de distintas maneras, algunas tendieron a levantar muros como fue el caso del Muro de Berlín, o el Muro que separa México de Estados Unidos para evitar el movimiento migratorio, en otros casos las brechas intentaron ser ocultadas, pero lo más sano y conveniente han sido los casos que pretendieron establecer nexos de modo de acortar las distancias. Aunque al encender la televisión, radio o computadora e informarnos de lo que ocurre a diario pareciera que cada vez las brechas son más inmensas y nos precipitáramos al caos, a la locura, a la in

EL PLANTASUEÑOS

Imagen
En una noche iluminada por las estrellas, decidió plantar sus sueños, beber los vientos de la esperanza e impregnarse del perfume de los días. La luna con su sonrisa cómplice y blanca plateó sus ideas. -La siembra debe darse en terreno fértil, con trabajo y esmero para que la semilla germine y crezca. ¡Qué mejor momento para poner manos a la obra!- pensó, mientras se dejaba seducir por los cabellos grises del invierno. Así fue introduciéndose de a poco en los pendientes, en esos sueños que habían quedado a la espera, escondidos. Con renovado esfuerzo, le puso pienso, compromiso e ilusión a los sueños que estaba por plantar. Era cuestión de mucha perseverancia si quería enfrentar los contratiempos y las adversidades. Dispuesto a plantar sus sueños se zambulló en la imaginación y nadó por la creatividad, saboreó copas dulces y amargas, escuchó la música de la naturaleza y recorrió la textura del tronco del árbol sobre el que había erguido su vida. Sin quererlo llegó hasta un estanque don

NEGARSE A VIVIR A MEDIAS

Imagen
Dar y esperar a medias, es como querer agarrar el aire con los dedos, o pretender que el pampero no se cuele en plena rambla. En un acto de mendicidad, a medias se recibe lo que sobra o se acepta ese apretón de manos anémico. “A medias” con su falsa cara de generosidad nos toma del brazo y nos engatusa, haciéndonos creer que sus migajas son un exquisito plato al que no debemos resistirnos. Así sin pensarlo demasiado nos conformamos con sus escuálidas y egoístas ofertas. Hay un viejo refrán que dice que “las medias son para los pies”. Las medias tintas te dejan parado en el filo de una navaja, en la que si te corres un poquito caes al precipicio. El amor lejos está de ser conservador, de imponer normas o reglas, vuela libre, espontaneo, genuino y sincero. De aquí que a medias nada, porque se entrega y da con integridad desde lo que es, un instinto básico que permanece desde la noche de los tiempos, para fusionarse y sobrevivir con otro ser. Y cuando las cosas se dan a medias puede ser p

OJALÁ

Imagen
Ojalá, lleva consigo la carga de un deseo poderoso de que algo se ponga de manifiesto. Algunas veces vale la pena expresar a los cuatro vientos esos ojalá que tenemos atesorados en el corazón, para  dejarlos ser, de esta forma más cerca estarán de cumplirse. La expresión ojalá es de origen árabe “shaa Allaah” que significa “si Dios quiere”, de alguna manera el deseo se deja en manos de una fuerza superior, a la espera de un milagro, o simplemente de que esa oportunidad se cristalice. Ojalá que la vida nos siga dando razones para no darnos por vencidos, para no bajar los brazos. Ojalá que las mañanas sean un beso de bienvenida al nuevo día, en el que la fe y la esperanza se despierten con el primer rayo de sol. Ojalá que siempre tengamos un pañuelo a mano para sonar la nariz al hijo de nuestro vecino. Ojalá podamos sentir la lluvia y no sólo mojarnos. Ojalá que todas las atrocidades que nos rodean no logren apagar la ternura de nuestras manos. Ojalá que codo a codo sigamos trabajando po

ABRAZADO A LA ILUSIÓN

Imagen
Desmoronado por un terraplén de sucesos desafortunados intentó ponerse de pie y continuar la marcha. Le dolía todo el cuerpo, no había tenido una buena noche. Sin embargo, había algo que lo impulsaba a no darse por vencido y a continuar. Las ilusiones perdidas eran tantas, que su árbol era un recinto otoñal, con pocas hojas de tonalidades ocres, pero aún coloridas. El crujir de aquellas hojas esparcidas por el suelo acompañaban su marcha parsimoniosa y agradecida. Había en sus ojos aún una pizca de esperanza, quizás producto de lo aprendido y de no bajar los brazos por más que las adversidades tocaran a su puerta. Cansado y algo abatido, recordó las palabras de su padre: “abraza muy fuerte a la ilusión, porque la vida te enviará grandes desafíos, pero también grandes oportunidades, no dejes que el desaliento y tristeza te cieguen” En unos instantes el pasado se fundió con el presente y el futuro se desdibujó, mientras tanto el tiempo se fusionó y entonces una pizca de ilusión se dejó

CIUDADES INVISIBLES

Imagen
El éter de cada ciudad aún podemos rescatarlo, porque el alma de cada rincón de la tierra late y vibra en un pedido de socorro. Así en una senda paralela los seres humanos buscamos la paz y armonía de esas ciudades que se tornan invisibles. Como viajeros del mundo nos cabe el compromiso con la naturaleza, que aún contra todos los obstáculos que la humanidad presenta, trabaja día a día: nace, crece, se desarrolla, y muere. Así se cumple el ciclo de la vida. Preguntémonos:¿quiénes somos y qué hacemos para salvaguardar el lugar que habitamos? Vivimos en un momento en que las crisis de toda índole se presentan a diario, dónde el tiempo no nos alcanza, el espacio tampoco, los recursos naturales escasean, la pobreza no da tregua, la guerra no deja respiro, las epidemias acechan y la contaminación ambiental cabalga sin dejar casi escapatoria. Sin embargo, aún queda la utopía como brillo en las pupilas en donde los deseos se mezclan con los sueños, en una suerte de que se hagan realidad. Porqu

ASÍ SOMOS

Imagen
Cada día gira en torno a lo nuestro, a ese pronombre posesivo que se relaciona con el sentido de pertenencia. Hablamos de nuestra vida, nuestros afectos, nuestro trabajo, nuestros ideales, nuestros sueños… Sin embargo, el sentido de pertenencia suele cambiar a medida que pasan los años comenzamos a mirar las situaciones desde otra perspectiva. Con el correr del tiempo vemos que nuestros hijos son hijos de la vida, que nuestras costumbres han cambiado, que ya no nos interesan las mismas cosas, y que no somos los mismos. En este cambio permanente, el sentido de pertenencia también varía, y cuanto menos apego y arraigo tengamos más sencillo se hace el camino, porque vinimos a esta tierra desnudos y así nos iremos, por lo tanto, el exceso de equipaje ya no es bien visto en los aviones o trenes tampoco en la vida misma. Es una costumbre muy arraigada hablar de lo nuestro, eso que nos identifica entre comillas, lo que nos hace formar parte de un grupo, región, lugar en el mundo. Sin embargo,

EL SECRETO MEJOR GUARDADO

Imagen
El secreto mejor guardado es aquel que no se pronuncia, el que se sella bajo la consigna del silencio. En la reserva del secreto se mantiene la fidelidad y el compromiso de no develar lo que se ha decido ocultar. Los secretos se guardan en un baúl antiguo donde el polvo es testigo del paso del tiempo. Se sellan en él lo que no se desea revelar, porque su contenido es de tal delicadeza que sólo es posible preservarlo lejos de las palabras que corroen o lastiman su delicado envoltorio. El hecho de ocultar algo trae aparejado misterio y cierto encanto, en ese juego de seducción en el que el pensamiento se deja embelesar por la creatividad y la imaginación. Sin embargo, no siempre su presencia conlleva comodidad, por el contrario, el mantenerlo a buen reparo trae aparejado grandes dolores de cabeza. Quien decide mantener algo en secreto puede ser por múltiples razones, pero la reserva es ante todo la consigna de no dar a luz cierta información, la que se resguarda en sus motivos y razones.

¿QUIÉN FUE?

Imagen
Una pregunta muy frecuente que establecemos cuando queremos saber quién ha sido el responsable de determinada situación. Dentro de este cuestionamiento salimos a la búsqueda de alguien que diga me hago cargo de lo que sucede. Así aparecen las caras de yo no fui, una cara muy particular llena de dulzura y cierta complicidad , la que nos desarma y nos deja con menos argumentos para el diálogo. Los ojos brillan para dar respuesta, las pupilas se dilatan, y los iris relampaguean como forma de expresarse. Ante el enojo con la que fue emitida la pregunta, no hay muchos candidatos que quieran hacerse responsable. Quienes tienen mascotas sabrán de lo que hablo al preguntar quién fue , el primer responsable es el que baja más las orejas y guarda su rabito lo más abajo posible. Así solo con esa mirada que pide perdón uno no sabe ya más que hacer, y piensa para la próxima va a aprender. Los niños pequeños al igual que las mascotas con toda su inocencia a flor de piel, son los más trasparentes a l

PREGUNTAS OMITIDAS II

Imagen
Con ilusión abrazamos el nuevo día, la brisa nos envuelve con su vaivén, mientras la luna esparce su encanto casi magnético. En esta maravilla que nos posibilita el día a día, omitimos algunas preguntas, para poder continuar con nuestro mejor ritmo. Algunas preguntas las omitimos, las pasamos de largo porque si bien no sabemos a ciencia cierta su respuesta, tampoco deseamos escuchar nada que se les parezca. Pero en la medida que pasa la vida, nos preguntamos: ¿Cuántos días me quedan? En realidad, creo que es más importante cómo que cuánto. Porque nadie desea sufrir o padecer sus días. También relacionada con esta pregunta sobrevuelan los pendientes, lo que desearíamos hacer, pero aún no hemos hecho, y aquí nos pondremos más o menos exigentes dadas nuestras expectativas o tal vez dependerá de cómo estemos parados ante la vida . Ante la incertidumbre de lo que vendrá algunos días se borra un plumazo cualquier posibilidad, nos sentimos como parados en arenas movedizas, o como caminando en

TIEMPOS OSCUROS

Imagen
Cuando la esperanza escasea, el corazón comienza a agitarse, la falta de aire oprime el pecho, y la tristeza plancha la solapa del único abrigo que tenemos a mano. Los nubarrones grises de la desazón agitan el cielo, y las decisiones asfixiadas entre dos paredes no logran tomar el timón del barco. "Vivimos en tiempos oscuros, donde las peores personas han perdido el miedo y las mejores han perdido la esperanza" así lo expresa Hannah Arendt. Si bien el miedo puede ser un mal hilo conductor, es el que nos posibilita a pensar, a reflexionar, a meditar qué hacer y qué no, sin embargo, cuando ya poco importa el otro ni las consecuencias de cualquiera de nuestras acciones, las esperanzas comienzan a deslizarse por la banquina. Los tiempos oscuros se pueden combatir con reflexión, pienso y esfuerzo, con la luz del trabajo y la voluntad, con las ganas puestas al servicio de no darse por vencidos, y con el corazón latiendo a ritmo de nosotros. Para que haya luz también debe haber oscu

EL HILO ROJO

Imagen
Según una antigua leyenda oriental un hilo rojo invisible, fuerte y suave conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar el tiempo, lugar o circunstancias. El hilo se puede estirar, contraer o enredar pero nunca se romperá, quizás un aroma sea el causante de un encuentro, la pérdida de un ómnibus, o el haberse quedado dormidos, o llegar tarde al trabajo, o quedarse distraídos absortos en la nada, o un mero encuentro laboral o una reunión a la que no pensábamos asistir. Lo cierto es que el hilo rojo del destino se las ingenia para que sus propósitos sean cumplidos. Las leyendas figuran como parte de ese colectivo de creencias que se van trasladando en el tiempo, con elementos fantásticos que son aderezados según la narración oral incorporada de familia en familia, de siglo en siglo. Más allá de las leyendas que recorren la tradición oral y escrita, el mundo de las causas obedece a las razones, mientras que la energía despliega su vigor y magnetiza sin explicar, ni p