Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2020

Escuchá el podcast en Spotify

SIEMPRE JUNTO A NUESTROS SERES QUERIDOS

Imagen
Hoy me propongo hablarle a cada uno de mis seres queridos que han partido, aunque lo hago en forma habitual, no sé si como anhelo de comunicarme o como el sentimiento genuino que me unirá siempre con ellos, en este plano o en cualquier otro. Se me hacen más palpables las palabras de mis padres que por momentos sonaban como un cencerro, hoy saben a dulzura, también vienen a mi mente los soles de mi abuela o aquella pequeña huerta que carpía con tanto amor. Los cuentos de mi tío que, aunque no sabía de niños tenía la peculiaridad de transmitir su cariño. Hoy la naturaleza se cuela por cada rincón de mi alma, me habla y la escucho y entonces me vienen a la mente tantos recuerdos, en realidad son trocitos que se encuentren en mí muy adentro y que afloran cuando la belleza del día me sorprende. Comunicarnos con los seres queridos es tan importante, no callar nada, porque el tiempo es una herramienta muy valiosa que desestimamos y desaprovechamos por tantos motivos… Y dejamos de dar ese beso

EL ARTE DEL OLVIDO

Imagen
Pasar por el tamiz del olvido nos lleva a viajar por las sendas de los desafíos, por los rincones oscuros de las palabras filosas, por los baúles sellados por los recuerdos deshabitados. Quizás sea una utopía, o el más sanador de los momentos. El olvido se mezcla de aromas agrios y dulces, de las esperas exacerbadas por la impotencia, de los desgarros producidos por los puñales clavados por la espalda, o por la traición que se simula detrás de una sonrisa benévola. Las caricias veloces, los besos perdidos, el pulso del latido detenido, el rumor de las hojas de los árboles que se paran desde aquella ventana lejana, casi inalcanzable. Nos acercamos, pero se aleja con despiadado ímpetu, con la destreza del que se escabulle camuflado por el paisaje. De soslayo el desconcierto mira a su alrededor, detiene su marcha e intenta olvidar lo que le atemoriza y a su vez engaña. Los minutos se zambullen en segundos, en instantes, mientras las horas confluyen en el río de los días y años, que desemb

EL ESPEJO

Imagen
Lugar donde se refleja la imagen, donde se esparce la luz, se superan los recuerdos y la memoria camina por un inmenso espacio virtual vaporoso, lleno de profundos recovecos. Utilizado por antiguas civilizaciones ha llegado a nuestros días como un objeto cotidiano, capaz de irradiar los misterios más exiguos. En un descuido el espejo se ha roto en mil pedazos, esparcidos por el suelo forman cada uno una historia remota. Entro por uno de esos pequeños trozos y llego hasta la niñez lejana, cálida y risueña, soleada por la alegría e inocencia. No sé por dónde seguir son tantos momentos esparcidos que no me alcanza la memoria ni el tiempo de poderlos transitar. Me detengo en un fragmento opaco que no brilla, entro con dificultad y veo un día oscuro en el que sus ojos se cerraron y su sonrisa quedó instalada en mi alma. Pronto recuerdo un viejo proverbio que dice :“quien rompe un espejo lo persigue siete años de mala suerte”. Superstición o verdad, leyendas que tienen que ver con los comien

LA LLAVE DE LA FIESTA

Imagen
La vida puede convertirse en una fiesta o en el más terrible de los lugares, o simplemente en una permanencia sin pena ni gloria. ¿Dónde está el misterio?, ¿dónde esta la llave que nos conduce a la fiesta? La fiesta se abre ante las pupilas de la gratitud, ante los poros del disfrute de la naturaleza, y los corazones que vibran en una sintonía armónica, donde los pétalos del amor perfuman su mística existencia. Los obstáculos hacen que la popularidad de esta llave al alcance de todos pronto se desvanezca, y entonces sintamos que se nos escapa de los dedos y vuela como el viento. Los vicios oscuros nos alejan de esta llave porque ocupados en ellos las manos aceitadas por la ambición, el orgullo y la codicia, hacen que pronto se deslice y caiga por el alcantarillado del olvido. Y así olvidamos lo más importante: ¿El sentido de nuestra propia existencia? Los días se escapan rápidamente, el tiempo se acorta, y más próximos a la partida nos embriagamos de más obligaciones y tareas innecesar

MENOS ES MÁS

Imagen
La decisión frente a la imposición es algo que no tiene precio. Decidir hacer reposo, cuidarse, distanciarse, involucrarse, finalizar o empezar algo es fundamental. Sin embargo, cuando se nos impone algo en forma coercitiva pocas ganas nos queda de llevarlo a cabo, y comenzamos a sentir que perdemos el timón de nuestro barco. Nunca acepté la coerción, quizás porque me crié en tiempos de dictadura, o porque he aprendido que las alas de la libertad no se cuartan así no más, porque el pensamiento no tiene jaulas que lo puedan maniatar, o porque la imaginación y la creatividad se alimentan de lo más genuino que habita en nosotros. Sin embargo, por mil y una razones a lo largo de la vida vamos cediendo, callamos, cumplimos, aceptamos… pero el fondo muy hondo sabemos que estamos traicionando a nuestro yo más profundo. Ni que hablar que cuando nos paramos frente a situaciones en las que nos queda otro remedio que aceptar, seguimos respiramos hondo e intentamos cargarnos de toda la mejor energ

SEGUNDA OPORTUNIDAD

Imagen
Una segunda oportunidad es una posibilidad que nos abre sus puertas confiada en que estamos dispuestos a disfrutarla y aprovecharla al máximo. Surge cuando hemos aprendido a interpretar al silencio en lugar de pedir respuestas Dícese con resquemor que los partes dos generalmente no son buenos. A este estigma se les agrega la desconfianza de las miradas que cuchichean, mientras un murmullo desalentador quiere tomar dominio de la escena. Sin embargo, quien está convencido de que vale la pena arriesgarse y darse esta segunda oportunidad, poco le importa lo que dirán, se dispone a continuar contra cielo y marea. En materia literaria o cinematográfica las segundas partes generalmente no han sido muy aclamadas, porque no rara vez llegan a competir con el éxito de la primera. Y he aquí otro elemento que se introduce en estas segundas partes la comparación, por momentos tan buena y por otros detestable. ¿Por qué vivir comparando, no sería más productivo evaluar sin preconceptos ni parámetros p

PELOTA DE TRAPO

Imagen
Un día cansado de su gastada pelota de trapo, Nelson decidió recolectar todos los diarios de sus vecinos para así venderlos y comprar una verdadera pelota de fútbol. Lleno de energía y dinamismo se pasó todo el fin de semana resuelto a conseguir esos fondos. El lunes a primera hora iría a la tienda en busca de su tan ansiado objeto. El fútbol siempre tuvo sus adeptos, cobijó en torno al juego a todos los niños sin excepción, les dio ilusión y alegría, ese rato de compartir entre amigos un juego como premio del día. La pelota de trapo se caracterizó por ciertas bondades que los balones profesionales no han tenido. Ha sabido mirar a los ojos a sus jugadores, leer sus pensamientos, y se ha amoldado a su patada para rodar y picar sobre piedras y escombros, ha girado por el barro y por la alegría y la tristeza del corazón de cada niño que ha jugado con ella en una esquina. Eran tiempos de baldíos en los que generalmente los más jóvenes del barrio armaban una canchita de fútbol, con un par d

EL ÚLTIMO BESO

Imagen
El boceto estaba perfectamente armado, pronto para comenzar a sentir las primeras pinceladas. Miró la mano de su artista, pero no atinó a imaginarse los colores, lo único que percibió fue una parsimonia inusual. El gris húmedo de aquel día frío no dejaba mucha esperanza colorida. Tomó su paleta y la llenó de colores, todos aparecieron sin excepción. Los que no veían a simple vista fueron producto de esa mezcla cuidadosamente apasionada en la que un universo cromático surgió como por arte de magia. El lienzo se fue poblando de las más diversas pinceladas, adquirió texturas, trazos, perfumes, sonidos ardientes, para dar nacimiento a una hermosa danza. Era un cuadro abstracto, pero se perfilaba la imagen de una pareja fusionada por el baile. Sus cuerpos se fundieron en cada movimiento, se fueron esfumando con cada pincelada en un encuentro etéreo y a su vez intenso. Día a día su delantal testigo de infinitos colores y pinceladas, lo acompañaba como parte de ese ritual en el que aprontaba