Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2024

Escuchá el podcast en Spotify

VACÍO

Imagen
El vacío, lejos de ser simplemente ausencia, puede ser el espacio fértil donde las nuevas oportunidades y experiencias se gestan y finalmente florecen. Tiene que ver con nuestras prioridades y el uso adecuado del tiempo y espacio. De esta forma podemos dar paso a la meditación, creatividad, crecimiento personal y simplicidad. Como la tierra fértil que reposa tras la cosecha, el vacío es la promesa de lo que está por venir. En este silencio expectante, las semillas del cambio germinan en la oscuridad, nutridas por la esperanza y la paciencia. Es en este intervalo de transición donde las posibilidades se entrelazan. Así, en el eco del vacío, cada latido anuncia la llegada de un nuevo amanecer, donde las historias aún por contar encuentran su voz y las promesas por cumplir se elevan hacia el cielo. Hoy no pretendo saltar al vacío, al contrario, quisiera encontrar en él un lugar confortable para despojarnos de lo que nos sobra. Para eso es preciso crear un espacio, un vacío, para que las c

QUITAPENAS

Imagen
  En el alba dorada de los días más oscuros, el QUITAPENAS reposaba como una poción mágica en un frasco antiguo. El elixir de aromas silvestres fue un camino hacia el eco lejano de las sonrisas perdidas. Cuentan que doña Ana vivió casi 100 años y fue la inventora del “QUITAPENAS” sustancia milagrosa que supo curar generaciones, amortiguar mal de amores, desengaños, pérdidas, y todo sufrimiento que anduviera por la vuelta. Las penas se cargan en los hombros, se diluyen entre las lágrimas y se cobijan en la tristeza mientras comienzan a sentirse como una daga en el alma. Son amargas como la hiel y frías como un témpano. Son ásperas como una lija, y penetrantes como un rayo. A la casa de doña Ana llegaban de todas partes en busca de esas gotas mágicas, su recomendación era que las tomaran tres veces al día. Se preguntarán cuál era el componente de este brebaje, ella nunca lo dijo, era sabido que era una mezcla de yuyos que, si bien podían ser beneficiosos, había mucha esperanza pues