Entradas

Mostrando las entradas de 2015

Escuchá el podcast en Spotify

¿Qué encierra la Navidad?

Imagen
Navidad proviene del latín “nativitas” que significa nacimiento. Es una de las fiestas más importantes del Cristianismo, que conmemora el nacimiento de Jesucristo en Belén. Esta fiesta se celebra el 25 de diciembre por la Iglesia Católica, la Iglesia Anglicana, algunas otras Iglesias protestantes y la Iglesia Ortodoxa Rumana. Su mediatización, Papá Noel, los renos, el árbol, las luces y el pesebre, son parte de los elementos más significativos desde los primeros días de diciembre al 6 de enero. Cada cual a su manera, la vive y la celebra, en paz y armonía. Los angloparlantes la llaman Christmas, cuyo significado es ‘misa de Cristo’. En algunas lenguas germánicas, como el alemán, la fiesta se denomina Weihnachten, que significa ‘noche de bendición’. Las fiestas de la Navidad tienen como fin celebrar la natividad es decir, el nacimiento de Jesús de Nazaret. La Navidad es la fiesta cristiana más popularizada, pese a que la Iglesia considera que es más importante la Pascua. En esta festi

SOLSTICIO DE VERANO

Imagen
La noche más corta se aproxima, el sol llega a su máximo apogeo. Es tiempo de renacimiento, de fulgor y alegría, todo reverdece y crece, del mismo modo la esperanza se asoma con cada rayo que llega a nosotros. Con su energía y luz el sol nos alumbra e ilumina, se aproximan tiempos de cambios, de renovar los ánimos y las energías, de abrir las ventanas, perdonar, olvidar, para poder avanzar y crecer. Existen algunos obstáculos, pero la mayoría de las veces uno de los más grandes somos nosotros mismos que nos aferramos a recuerdos, miedos, decepciones, sin dejar que habite en nosotros lo mejor de cada uno, para dar vida a lo que anhelamos y queremos. Dejemos que el sol brille e ilumine con fervor nuestro ser para alumbrar la parte oscura del camino, para ser luz. Las luces y las sombras son parte de nuestra existencia, pero hoy el sol llega para iluminar más que nunca, para que cuando miremos al cielo nuestros deseos más profundos lleguen a su destino, y nuestro camino se ilumine

DOCE CAMPANAS

Imagen
Diciembre mes 12, cierre de un año, tiempo de balances, de cuestionamientos, y despedidas. A toda prisa ha pasado este año, lleno de apuros e inquietudes, no ha detenido su paso. Doce campanas que suenan, alimentan las horas que pasan. En estos doce segundos, quizás ya hayan visualizado su año. Me detengo y observo el mío, no ha sido nada fácil, pero las cosas no son siempre como queremos, algunas veces nos topamos con la dureza del frío y la oscuridad de la noche. Sin embargo, al invierno le sigue la primavera, y a la noche más oscura un claro amanecer. De eso se trata el camino, de encontrar la luz. Doce un número que tiene que ver con el tiempo, con los signos zodiacales, con el círculo de la vida que transitamos acompañados por el Universo que nos rodea. Cada día que pasa podemos observar la huella marcada. Algunas días sentimos que hemos caminado kilómetros, otros sin embargo, nos hallamos atascados en un inmenso laberinto imposible de recorrer. De claros y oscuros se

SIGNIFICA TANTO...

Imagen
¡Que te hayas marchado, significa tanto! Te recuerdo, te presentas por instantes, tus palabras se oyen nítidas, sobrevuelan tu risa y llanto, tu ser más profundo. Que te hayas marchado, aún duele mucho. Sé que llegará un día que te recordaré con alegría, sin tristeza, ni lágrimas. Son días de duelo, de masticar el tiempo, de hacer que las lágrimas se conviertan en frescas gotas de rocío que acarician el amanecer. Es tiempo de crecer, de avanzar, de continuar. De llorar y aprender, de reír y de soñar. De acompasar lo que ha sucedido, de no detenerse y aceptar que así es la vida. Las heridas las cura con suavidad el tiempo, a la vez que se encarga de transformar las ausencias en compañías para el corazón. ¡Que te hayas marchado significa tanto! Estás presente a pesar de ese espacio que nos separa por momentos, y nos une por otros más que nunca. Andrea Calvete

LA GRATITUD FAVORECE EL PALPITAR

Imagen
El palpitar suele cambiar según nuestro estado de ánimo, lo cierto que si bien es constante tiene ritmos diferentes y marcados, que hablan de lo que nos pasa en forma permanente. Y no es broma que la angustia y el dolor a las que nos enfrentamos luego de grandes pérdidas repercuten en nosotros. Algunas personas se apagan, y su corazón deja de funcionar lentamente y mueren de tristeza. No todos los seres humanos somos iguales, algunos ante las adversidades se paran con fortaleza y deciden hacer frente a como de lugar, otros sin embargo, se debilitan y empalidecen porque se sienten vencidos, agobiados, cansados. Quien más o quien menos hemos pasado por situaciones en las que hemos salido fortalecidos y otras en las que nuestros cuerpos quedan tan débiles que la primera bacteria o virus que anda por el aire nos ataca con fuerza. Pero no sólo palpitan nuestros corazones, también lo hace la naturaleza en el sonido del viento, de la lluvia, en el crecimiento de las plantas, en el n

TEJIDO DE SUEÑOS

Imagen
Cada noche, un nuevo tejido entrelaza sedas, colores, imágenes, luces que aparecen y futuras sendas, todo está al alcance para que los sueños lleguen hasta donde quieran. Suelen trasladarnos a lugares perdidos, pasados, futuros, algunas veces inimaginables, con su toque mágico, disparatado e inigualable a la hora de crear. Nos llevan hasta rincones en los que posiblemente despiertos no nos atrevamos a incursionar. Ellos se conectan de manera “caprichosa”, aunque si los analizamos bien nada está allí sin motivo, ni causa, alguna conexión lejana y remota hace que se tejan de determinada manera. Hay veces inconexos e inconclusos, otras nítidos y frescos como el aroma de la mañana, suelen dejar su huella en nuestros días. Algunas noches son importantes vías de escapes, ríos que nos conducen a océanos, o pájaros que vuelan alto y lejos, sin rumbo apacibles. Pero no siempre suelen ser tranquilos, por momentos nos inquietan, a tal punto que cuando no podemos soportar más lo que estam

EL DESAPEGO: ¿UN CAMINO POSIBLE?

Imagen
Día tras día, año tras año, incrementamos el número de experiencias vividas, el conocimiento, el camino recorrido, así como la posesión de objetos algunas veces totalmente innecesarios. Así, sin quererlo, nos encontramos excedidos de cosas que no nos hacen falta. ¿Pero por qué nos cuesta deshacernos de lo que consideramos parte de nuestra vida? Se trata de un tema de desapego, de dar valor a lo que realmente importa, trascendiendo principios de pertenencia, lugar o espacio, porque el corazón aloja lo que verdaderamente es distintivo. Del mismo modo los objetos que tienen un valor afectivo, en realidad son cosas representativas, que el único lugar en el que tienen cabida es en el alma. El desapego está relacionado con soltar todo aquello que nos hace prisioneros, dependientes, esclavos en nuestro propio camino. Un simple ejemplo es cuando respiramos no podemos al inhalar mantener indefinidamente esa inspiración, pasado unos segundos la soltamos y exhalamos. Al igual que nuestro

ROMPECABEZAS

Imagen
Las piezas del rompecabezas suelen encastrar en forma perfecta, cada una en su debido lugar encaja de modo único, donde la magia de cada elemento despliega una energía especial e insustituible. De pronto, una pieza se rompe o falla, y todo parece desmoronarse, romperse en mil pedazos. Es así que al mirar al vacío flotan sin ton ni son las piezas desprendidas que buscan volar en fuga ante el desperfecto. Pero en el caos aunque suene utópico existe una extraordinaria belleza, que despierta la creatividad y la pasión a través de su alocada y desmesurada existencia. ¡Qué absurda monotonía, si todo saliera perfecto sin desajustes o problemas! Posiblemente la vida se tornaría en un tedio difícil de soportar. Sin embargo, de la adversidad suele salir la perfección, el pulido acabo, producto del intenso trabajo por la reconstrucción. Reconstruir requiere comenzar a trabajar sobre lo que por diferentes causas ha quedado roto, o ha sufrido un desperfecto. ¿Quién no se ha clavado una

CUANDO LAS PALABRAS SABEN A POCO

Imagen
Hay momentos en que las palabras saben a poco, parece que los sustantivos y adjetivos escasearan, los verbos disminuyeran… sin embargo, el silencio corta el aire, se interpone entre lo que queremos decir y lo que se nos dice. Quizás este silencio sepa de muchas respuestas: de lágrimas sostenidas, de palabras omitidas, de pensamientos furtivos, de frustraciones, de pasiones, deseos, emociones vividas, de caminos por andar, o quizás mal recorridos… ¡vaya uno a saber! También las palabras pueden ser rígidas, austeras, pálidas y poco convincentes. Con esto no defiendo a las que en exceso imponen sus elogios desmesurados, que huelen a exceso de perfume y adorno. Posiblemente, las sinceras y nítidas, las dichas desde el corazón sean las justas y perfectas, porque ellas encierran lo que viene desde adentro con honestidad, sin prejuicios ni preconceptos. ¿Por qué saben a poco? Porque quizás no sean las que deseábamos escuchar, o porque tal vez nuestros labios pronunciarían otras dif

CARUSO NO PARA DE CANTAR

Imagen
A lo lejos se empezó a percibir el canto de Caruso, repetitivo e inseguro, denotaba que eran los primeros trinares de su corta existencia. Esa melodía la había dejado de escuchar el verano ya pasado, con alegría pensé: “Nuevamente el pájaro que canta sin cesar de la mañana a la noche con intensa armonía” Aunque debo confesarles que el primer intérprete de este cántico había desaparecido en la primavera pasada, pero al llegar el verano un nuevo discípulo se presentó alegremente y entonó muy a destiempo la melodía. Tras esforzados méritos se sintió feliz de continuar con el legado de su familia. ¡Qué impresionante pensé, cómo de generación a generación los pájaros son capaces de emitir sus cantos, sus sonidos distintivos, y transmitir tan claramente sus notas musicales como si hubieran sido escritas en el pentagrama de la vida! Es alucinante verlos reposar en la horqueta de un árbol, apacibles, seguros y dispuestos a emitir guturales sonidos con el sólo fin de embellecer la arm

NEWTON, SU ROLLO Y LA GRAVEDAD

Imagen
Con el correr de los años todo lo que comemos parece instalarse en la zona abdominal, probablemente por cambios orgánicos y hormonales, pero los que han pasado los cuarenta saben que a partir de esta edad hasta el aire que respiramos se asimila y se convierte en una masa adiposa. Y con el peso de la gravedad y los años todo cae, inevitablemente, se engorda con más facilidad, todo lo que sube baja, y aunque intentemos detener la caída, o el aumento de peso es ir contra la vida misma. Parafraseando a Quevedo erase un rollo a una barriga pegada, erase un rollo superlativo, al que el mínimo vaso de líquido contribuía a aumentar su tamaño. Suena gracioso, pero no lo es tanto para el que padece el problema, que ve que al hacer abdominales no surge efecto, y que dejar de comer ya no es una opción viable. Algunas veces alegre y divertido es parte del jolgorio, otras cabizbajo y meditabundo toca fondo y al mirarse en el espejo la imagen no es la más alentadora. Al rollo se suman otros p

LUNA ROJA

Imagen
El eclipse total de luna que percibiremos entre la noche del 27 y 28 de setiembre, es un evento que ha sido objeto de profecías a lo largo de la historia de la humanidad debido a que nuestro satélite adquiere un color rojizo, por lo que recibe también el nombre de luna sangrienta. La tonalidad rojiza que caracteriza a esta luna, se produce porque al generarse el eclipse, la tierra se interpone entre el sol y nuestro satélite, de forma que la luna queda oscurecida. Así la mayor parte de rayos solares no lleguen al satélite, las ondas azules generalmente rebotan, mientras las rojas llegan con mayor facilidad, adquiriendo ese color rojizo. El rojo es un color se relaciona con la sangre y el fuego, con el calor y la fuerza, es decir con la vida misma. Quizás al ver la mística luna roja, se enciendan nuestros deseos, o ese calor interno que se halla apagado o casi extinguido por distintos motivos, posiblemente este rojo sea símbolo de renacimiento. Este eclipse pone fin a un cicl

¿QUÉ HACER CON EL TIEMPO QUE NOS QUEDA?

Imagen
El tiempo pasa y no se detiene, en tanto, tomamos diferentes posturas, posicionamientos, que suelen salir a flote luego de que ha corrido mucha agua bajo del puente, y entonces solemos sentirnos seguros para cambiar ciertas actitudes. Así algunas reglas que solían conducirnos, ya no son las que nos marcan el destino, porque han perdido peso, o simplemente porque ya no tienen el mismo significado en nuestra vida. ¿Pero, por qué no tienen el mismo significado, qué ha cambiado en nosotros? Posiblemente hayan cambiado muchas cosas… El estar en una posición y en no en otra nos hace ver las cosas desde diferentes perspectivas, como también el caer y volvernos a levantar varias veces nos permite pararnos con mayor fortaleza y decisión en la vida. Nos pasamos una vida entera planeando cosas, sin embargo, en ese afán de llevarlas a cabo descuidamos afectos, momentos y circunstancias que ya no volverán… desperdiciamos el presente, que es aquí y ahora, creyendo que nos queda todavía mucho tiemp

ACEPTAR Y DEJAR FLUIR

Imagen
Hubo tiempo de lágrimas, esperas ,desatino y desesperación, pero antes la alegría y la dicha solían sentarse a la mesa como si las horas no corrieran. Mas había llegado el tiempo de aceptación, para no quedarse anclado en el pasado como un barco que no puede zarpar. El fuerte trinar de un pájaro acompañaba los rayos de sol que se asomaban tibios y envolventes. El viento desasosegado y frío, hacía que el astro rey se pudiera lucir sólo en los rinconcitos a resguardo. Entre el ruido de las hojas movidas por el viento, sus recuerdos volaron, se dejaron llevar, aunque el tiempo de la aceptación se hacía inminente, la mente podía escapar como un niño que juega a las escondidas y correr raudamente. Así lo hizo, con total desparpajo y sin prejuicios que le ataran, volvió entonces a percibir notas de veranos al sol, donde las horas en la playa se hacían eternas. Asados llenos de alegría que congregaban bajo un parral a una familia que se amaba profundamente, y que gozaba de la natural

BASTA UN PEQUEÑO CAMBIO

Imagen
Con la mirada perdida, buscaba, buscaba, pero no encontraba el camino. Lejos habían quedado los días de claridad y calma, en los ojos de Amelia reinaba una triste ausencia, en medio del bullicio todo parecía más complejo. La complejidad de las situaciones está relacionada con el laberinto en que nos hallamos metidos y de la visión que podamos tener del mismo. Algunas personas se ahogan en un vaso de agua, o hacen de un día de lluvia una tempestad. Sin embargo, a otras nada los inmuta o afecta, o al menos eso parece ser lo que muestran. Lo importante es sincerarse con uno mismo, y ver ¿dónde nos encontramos parados, de la vereda del sol o la de la sombra, o quizás vayamos por el medio? No siempre, se puede seguir el mismo rumbo aunque así se desee, la vida nos enfrenta a bifurcaciones dónde debemos decidir ¿qué rumbo tomar? Sin embargo, lo difícil es cuando permanecemos anestesiados parados en un mismo lugar sin saber ¿qué hacer o qué dirección tomar? La mirada de Amelia pron

GRIS Y ENCAPOTADO

Imagen
Pálido, apagado parece desvanecerse entre los diferentes tonos de grises que componen el cielo. Así se para el día frente a un mar que sopla fuertemente, y a nubes encapotadas que lo enciman. Su ánimo de pocos amigos, enfrenta la jornada e invita a quedarse adentro a calor de una estufa de leña, o un rico chocolate que caliente la tristeza del día. Un atisbo de sol, parece resplandecer en la lejanía, se cuela discreto como para alentar los ánimos del día, y dejar su sello de energía vital y armonía. Se oyen las voces de niños que corren y saltan por los charcos de agua de regreso de la escuela, sus risas invaden la tarde y le dan un color inconfundible al día. Andrea Calvete

EN EL OJO DE LA TORMENTA

Imagen
En medio de una tempestad todo parece estar perdido, cuando pasamos a mirar alrededor se percibe un profundo desorden que es difícil de encausar, no sabemos ni por ¿dónde empezar? No importa ¿por dónde?, sino empezar, respirar profundo y ver que lo poquito que hagamos por salir adelante es más que suficiente, y suma para que día a día nos restablezcamos. En esos pequeños pasos que vamos dando por superarnos es importante no perder de vista el quererse y respetarse a sí mismo, porque esta es la base para  poder relacionarnos bien con los demás, para sí establecer verdaderas relaciones de alteridad. Cuando hablo de respetarse y quererse no me refiero a establecer un culto al ego, no muy lejos de eso, sino a reconstruir lo que hemos perdido, a hacer un esfuerzo para que cuando el espejo nos devuelva una imagen sea la que queremos ver y no otra. El dejarse de preocupar por arreglarse, por superarse, por estar mejor, algunas veces es parte de esa depresión en la que caemos al entr

EL COLOR DE LA PARTIDA

Imagen
Notas blancas perladas se entrelazan a través de los rayos que atraviesan la ventana. El sol la acaricia con suavidad, la luz delicadamente la sostiene, mientras queda suspendida en el aire que la envuelve con su perfume matinal. Fluyen lágrimas dulces y amargas,  que purifican y alivianan el dolor. Tantos momentos, tantos recuerdos… todo se mezcla, una nube envuelve con delicados colores pasteles lo vivido. La luz sigue fluyendo, él la espera con una mirada trasparente y una sonrisa sincera, la toma de su mano, la abraza y recibe porque hace muchos años que la espera. Se besan y reencuentran. Andrea Calvete Con todo mi amor para mi querida madre y a mi querido padre que al fin se reencuentran

CUANDO EL AIRE ESCASEA

Imagen
Se apaga y despega lentamente de esta realidad tangible, de este mundo maravilloso y a la vez tan cruel. El corazón desgarrado, sigue palpitando, se apagan los latidos, el oxígeno parece no ser suficiente, sobreviene un vahído. Cuando no queda nada más… sólo es posible volar y dejar que la mente, el corazón y los sentidos encuentren amparo. Las copas amargas son parte de esta vida, aunque no queramos beber de ellas,  nos vemos obligados a probarlas, no hay opción. Ya no quedan mejillas para poner, pero sí lágrimas por derramar, para que fluya el inmenso dolor y amor existente. Aunque siempre queda algo más a pesar de todo, es infinito lo que se puede descubrir y aprender en medio de una tempestad. Andrea Calvete

MOTOR A MEDIA MARCHA

Imagen
Al comenzar un día se prenden los motores, se calienta y se pone en funcionamiento la máquina, pero el cuerpo algunos días pesa toneladas y no quiere arrancar. ¿Por qué le cuesta tanto arrancar?, ¿Acaso el paso de los años pesa?, ¿los problemas o preocupaciones se cuelgan?, ¿o no hemos calentado lo suficiente? Interrogantes válidas a la hora de dar comienzo a una jornada. Aunque, si empezamos con pocas ganas o de mal humor, a mal puerto vamos por agua, allí difícilmente salgan bien las cosas, me animaría a decir que una cadena ininterrumpida de dificultades se nos avecina. También es cierto que el tiempo incide en nuestro estado anímico, los días de mucha humedad, tormentosos, o el que el viento proviene del norte, o los días muy grises y oscuros, las situaciones se tornan complejas, y no son cábalas es que nuestro cuerpo requiere sentirse confortable para poder enfrentar decorosamente el día. Nuestras emociones son las grandes responsables de lo que luego pasa en nuestro cue

COLORIDO RINCÓN

Imagen
Ramilletes floridos en una pequeña esquina, son una pizca de alegría para las miradas en este invierno. Traen a nuestras retinas los colores que se ausentan invadidos por el gris y la neblina, a ritmo de un melancólico bandoneón que suena de fondo. Desbordantes de colores y aromas, traspasan las imágenes y sonidos que los circundan, entibian el paisaje urbano, mientras esperan que alguien los elija para decorar un rinconcito de su hogar. Como las notas musicales, las flores embellecen los días, los minutos, esparcen su delicado aroma, perfuman el alma y los sentidos, algo adormecidos por las bajas temperaturas y los avatares de la vida. Las flores tienen esa generosidad de embellecer el entorno y a la vez llegar a tocar con delicada sutileza las fibras que han quedado mustias, casi por resquebrajarse. Sin embargo, ellas con suavidad y esmero logran colocar una sonrisa. Andrea Calvete

NUBES DE CONTRADICCIONES

Imagen
Toda contradicción encierra una dulce y amarga sensación, en donde se produce un tironeo absurdo, inexplicable, en el que pareciera que se agotan los recursos, escasean los minutos porque se dilucide o aclare la disyuntiva. Querer lo imposible, aún sabiendo que es una necedad porque los nubarrones negros se avecinan. Sin embargo, el corazón no deja de albergar una una pizca de esperanza. Así andan las almas deambulando en sus nubes de contradicciones perplejas, algunas veces insondables, otras difusas y sin el más mínimo sostén que les dé cabida, excepto su propia y despiadada existencia, desbordada de deseos contrapuestos a deberes, de posibles enfrentados a irrefrenables imposibles. Deseos, deberes, posibles, imposibles… parte de los minutos de este reloj que no para, aunque por momentos quisiéramos detenerlo unos instantes tan sólo, para poder sortear esa contradicción que nos rodea, que nos carcome la cabeza y nos abarrota los pensamientos. Las contradicciones andan en pa

MNEME

Imagen
Retraída por el frío corría, su piel erizada y violácea se entumecía, mientras los recuerdos azotaban confusos y escurridizos. El chisporrotear del fuego le hacía retomar el sabor de lo que ya no se percibía, había quedado oculto, como petrificado por el hielo polar que azotaba el aire. Destellos luminosos entibiaron el ambiente, latidos acelerados rompieron los silencios, comenzaron a discutir las ideas que elevaban su voz por prevalecer unas sobre otras. Cuentan que en Esparta quien gritaba más fuerte tenía la razón, pero aquí ocurría todo lo contrario a pesar de la leyenda. Sobrevino la calma, la luz se fue escurriendo por entre las ventanas, los rayos comenzaron a calentar la habitación. Los recuerdos se sosegaron con las caricias del sol, él los fue seduciendo lentamente, como una amante lujuriosa y los dejó sometidos a su ardiente calor. Mneme sentía que el frío la perjudicaba, al igual que los recuerdos que le ocasionaban sufrimiento, ya no eran parte de  su camino, era

EN FUGA

Imagen
Fugarse a una dimensión única y apasionante, no es muy costoso ni sofisticado, algunas veces forma parte de trascender la realidad que asfixia o simplemente cansa porque es pura rutina. El abstraerse a un espacio, requiere de involucramiento, entrega, creatividad, del convencimiento de querer navegar en las profundidades más intensas y desconocidas, para encontrar eso que no sé ve, tan intangible e infinito que la mente se perturba con el hecho tan sólo de no poder dimensionarlo. En fuga se paran los deseos, los anhelos más profundos, en los que el tiempo y espacio pierden su identidad, porque es un momento en el que se traspasan minutos, sutilezas, hasta lo más minucioso queda desvanecido con ese goce que proporciona esa dimensión en la que nada duele, todo es dicha y placer. Una dimensión en la que parecen contenerse los latidos y la respiración, en el que se abandona el cuerpo cansado y el alma dolorida y se los deja volar libremente, sin miedos, sin impedimentos, el vien

POCO Y NADA

Imagen
A veces imaginamos, prevemos, y olvidamos que existe un plan, del que somos parte, pero al que desconocemos. De pronto, suceden determinados hechos y al mirar en perspectiva no podemos salir del asombro, ¿qué es lo que estamos viviendo, por qué no puedo hacer nada por cambiarlo? Sin embargo, poco nos sorprende o desilusiona a cierta altura de la vida. Aunque el sufrimiento de un ser querido es algo que desespera, logra sacarnos de nuestro yo más armónico, con ese sabor a desilusión y amargura que impera, cuando es poco y casi nada lo que podemos hacer. Poco y nada, que palabras desgraciadas, infelices, sin gracia, ni vigor, desprolijas y venidas a menos. Así son ellas, dos vocablos que no estimulan en lo más mínimo, por el contrario saben a escasez, pobreza y desencanto. El hacer poco y nada, porque la misma vida así lo ha dispuesto, nos deja sentados en una silla mientras ocurre todo aquello que quisiéramos cambiar y sin embargo, sucede muy a nuestro pesar. Placentera ha de

LOS ALUDES DE LA VIDA

Imagen
En el correr de nuestra existencia, los aludes se presentan en forma permanente, como pruebas y obstáculos que debemos atravesar, como inmensas montañas por traspasar, o enormes mares que cruzar. Todo es cuestión, de persistencia, esfuerzo y perseverancia. Quien ante el primer impedimento baja los brazos, posiblemente quede estancado en esa dificultad por mucho tiempo, y desate terribles tempestades sobre si mismo. Aludes que nos entierran debajo de una inmensa capa de nieve, nos aplastan, asfixian, sin embargo intentamos incorporarnos en busca de oxígeno para no sucumbir ante el inmenso peso que ha caído en nuestro ser. De diferentes colores, espesores e intensidades, algunas veces nos agarran a cubierto, y otras tan desprevenidos que nos arrastran tan lejos que al poder tomar contacto con la realidad no sabemos ¿a dónde hemos llegado? Entonces, no somos conscientes de dónde estamos parados. ¡Qué sensación de inseguridad e inestabilidad, qué desasosiego profundo nos genera

DÍAS AGOBIANTES

Imagen
El contacto con las horas interminables en un sanatorio da para cuestionarse una inmensa lista, que con el vertiginoso correr de los días no somos capaces de advertir. Cuando tomamos contacto con el sufrimiento con esa pequeña línea delgada entre la vida y la muerte, la existencia se solemniza y pretende sacudirnos a ver si todavía nos sorprendemos. Y vaya todo lo que está escondido para dar respuesta a ese sacudón intempestivo que nos da la vida. Un ciclo inagotable de conocimiento y de aprendizaje. Con el correr de los días el agotamiento se unifica con el dolor y difícilmente identifiquemos lo que nos pasa. El cuerpo duele, los ojos pesan y el pecho se transforma en una inmensa placa de hormigón que nos quita el aire. A esto debemos agregar comidas omitidas y un sinfín de cosas que se acumulan en la lista del debe. Sin embargo, en esa lista las prioridades pronto cambia su lugar, llegan a primer lugar los afectos. Esto no quiere decir que las responsabilidades se desvanezc

¿SOMOS LO QUE PENSAMOS?

Imagen
Sin darnos cuenta, constantemente nuestro pensamiento se manifiesta en palabras, en modos de actuar. Esas acciones nos describen, y algunas veces somos víctimas de ellas sin darnos cuenta. ¿Por qué se preguntarán somos víctimas sin darnos cuenta? Porque los mayores enemigos somos nosotros mismos poniendo en nuestra boca o en la mente pensamientos negativos que perjudican nuestro estado anímico y por ende nuestro cuerpo, negándonos la posibilidad de cambiar o buscar alternativas para dejar de sufrir. No debemos olvidar que las palabras son acciones, y desde luego que lo son, cada una provoca un efecto inmediato y poderoso, por eso también está en cada uno el valor que le adjudiquemos a cada una de ellas. Las palabras tienen un inmenso poder de acción: corren, saltan, vuelan, abrazan, acarician, castigan, veneran, azotan, besan… son la materia prima de la vida, el sabor de cada momento, la energía que nos guía. Algunas desde el silencio más profundo emanan desde el alma para abra

PERFUME DE MUJER

Imagen
El viento desgasta su madera, la sal carcome su hierro, bajo un sol que no deja de brillar y abrigar. Sin embargo, Rómulo no lo percibe, está embriagado en su propia tristeza, pero hay un perfume que le persigue a donde quiera que va. Recostado en sus recuerdos camina, olvida por un instante la caparazón en la que se esconde. Quien lo mira ve en él un tipo que desborda simpatía, lleno de alegría, sólo quien lo conoce profundamente logra descubrir una mirada llena de dolor. Algunas personas caminan rápido y sólo perciben lo que aflora a la superficie, sin ahondar demasiado en esos pequeños detalles que son los que realmente hablan del estado anímico de los seres humanos. Pero, Rómulo ahoga su dolor en el alcohol, en la pluma que da vida a su poesía, en las noches de pasión que transcurren una tras otra, en las que olvida las caras de las mujeres que lo acompañan. Sin embargo, hay un nombre que no logra olvidar, Sol, la causa sus desvelos y desventuras, no se la puede quitar d

DECÁLOGO DIARIO

Imagen
1- Descartar el no puedo del listado para tener un buen día. 2- Arrancar con una sonrisa o un gracias al mirar el cielo. 3- Desterrar los recuerdos que lastiman o irritan, ya no están. 4- Hacer algo que me haga sentir útil. 5- No perder la libertad de pensamiento, volar lo más alto posible. 6- Ejercitar las ideas, ellas necesitan estar en continuo movimiento. 7- Ofrecer la mano a quien la precise y escucharlo. 8- Abrir el alma a la vida, con el cuerpo sólo no se llega ninguna parte. 9-  Utilizar todos los condimentos, colores y aromas necesarios para que cada día sea el mejor. 10- Reescribir todos los días este decálogo, vivir es cambiar, descubrir y aprender en forma permanente. Andrea Calvete

UN PUENTE LARGO E INESTABLE

Imagen
En un lugar lejano ha quedado escondido su encanto y su brillo, los grises días han conspirado en su contra como un terremoto que todo lo lleva y arrasa. Los recuerdos han surgido como llaves en rescate de aquello que algún momento fue bello, placentero. Sin respiro, la enfermedad invade su cabeza, obnubila sus pensamientos, todo se vuelve sombrío y tristemente confuso. ¿Cómo rescatar desde el dolor más profundo una sonrisa? ¿Cómo evitar sentir una tonelada en el pecho cuando el dolor es fuerte y punzante? ¿Cómo no darse por vencido ante la adversidad y el desaliento de que todo empeora? ¿Cómo hacer para que el cuerpo responda cuando la cabeza no le da el mandato? ¿Cómo recuperar un cuerpo cansado de andar? La mayoría de estas preguntas son laberintos para ella, porque no tiene conciencia suficiente para responderlas. Así una mirada perdida la rescata en un profundo vacío. Sin embargo, en sus pupilas se ve que tuvo una vida muy hermosa rodeada de amor, ahora transita un puent

CREPÚSCULO

Imagen
Crepúsculo naciente, camina a ciegas, piernas doloridas se arrastran añejas. Ocres melancólicos pintan su tibieza, mientras su mirada brilla muy discreta. Preguntas que anhelan la justa respuesta, a tiempo que esquivas huyen las propuestas. Todo se oscurece, la noche ya llega, a ritmo sereno la prisa se aquieta. Quizás sea momento de hallar una vela que alumbre en la noche su oscura respuesta, y llegue a sus ojos la luz más certera. Andrea Calvete

LOS NUDOS DE MATILDA

Imagen
Los hilos se fueron entrelazando poco a poco, el tejido tomó forma y el tramado dejó ver las huellas, los errores, los nudos más tirantes, los más flojos, así como las imperfecciones más pequeñas, todo surgió sin excepción. Desgastados por el tiempo habían olvidado el fresco aroma que los impregnaba por las mañanas. Los puntos tocaron la piel, acariciaron las palabras que quedaron atrapadas en el tejido testigo de leños crujientes, fuegos chirriantes, fuertes latidos y suspiros. Apretado y flojo, el tejido denotaba cierta paradoja; alimentada por los vientos que habían soplado desde diferentes puntos cardinales, por momentos llenos de pasión, en otros cargados de indiferencia y hastío. También quedaron plasmados todos los pensamientos que surgieron mientras artesanalmente se entrecruzaban los hilos. El pensamiento, un rincón donde las alas de libertad nunca se cortan. Caprichosamente, los diferentes hilos comenzaron a enredarse, a anudarse, fue como una bola de nieve. El nud

RINCÓN DE LUNA

Imagen
Tirita en un rincón, el frío lo adormece, así acurrucado en sus recuerdos camina descalzo liviano despojado de toda carga. Vuela hasta la cornisa de un tejado, desde donde se divisa toda la ciudad que despierta suave entre la neblina matinal. Este rincón ha sido testigo de sus más hondas tristezas, de sus más profundos desengaños, así como también de sus alegrías e inmensas pasiones, todos los sentimientos le han acompañado, es un hombre que ha vivido intensamente, no se ha privado de nada. Un pájaro se sienta a su lado, queda quieto y lo mira. León no comprende ¿por qué ha llegado hasta aquí este diminuto animal, quizás busque un poco de paz en las alturas? Cuanto más alto más cerca se está del cielo, de esas nubes que desde abajo se divisan espesas y llenas de formas. También se eleva el estado de conciencia y se aquieta el yo interior, en busca de respuestas. No obstante, a León no le resulta el lugar más adecuado. Entonces, se traslada hasta el pico de una montaña, rodead