Entradas

Mostrando las entradas de julio, 2019

Escuchá el podcast en Spotify

DE CAUSAS PERDIDAS

Imagen
En tono perentorio elevaban sus voces en busca de tener la razón. Reunidos el miedo, la cobardía, el egoísmo, la envidia, el odio, la venganza, y el orgullo, pretendían sacar el mejor partido de lo que quedaba de la humanidad, con el deseo de verla finalmente vencida. Los ojos amarillos de los presentes desplegaba esa vileza que los distinguía. Un hornero que buscaba barro para su nido, se detuvo en la ventana de la habitación y observó el aire viciado, cargado de desprecio, despotismo, egoísmo, lleno de falta de comprensión, y carente de una gota de solidaridad. Aunque estaba agotado de volar, decidió retomar el rumbo si se quedaba un minuto más allí perdería la poca energía que le quedaba. Continuó el vuelo, lleno de vida y esperanza, había un sentido en su camino, ese nido que hoy iba a construir no era para su familia, ya estaba entrado en años, era para él para habitar tranquilo, para disfrutar de ese transitar aquí y ahora, en ese tiempo en el que ya se encontraba más cerca

SALA DE ESPERA

Imagen
La inquietud se cuela entre el aire que se respira, las pupilas brillan desconfiadas porque no tienen claro el después. Las manos transpiran nerviosas a la espera de encontrarse del otro lado, y los pies se agitan para que algún ritmo los aquiete. La música funcional de fondo pretende relajar eses músculos contraídos, pero no logra más que vestir la sala de más solemnidad para generar una distancia aún mayor entre el que espera y el que lo recibirá. Una pequeña ventana con un roller prolijamente puesto es el único punto de contacto con el exterior. Un reloj colocado en el centro de una de las paredes es testigo de los temores de quienes esperan, para quienes los minutos enlentecidos y rancios transcurren, mientras aguardan a que se los llame desde el consultorio. Un perfumador emite unos chispazos aromáticos que se mezclan con el olor a humedad, naftalina y perfume de los presentes. Los colores grises de las paredes y los cuadros sobrios hacen del ambiente un lugar austero, pro

CULTIVAR AMISTAD

Imagen
Cualquier cultivo requiere de una siembra, en la que se prepara la tierra, se saca la maleza, se establece el terreno para que la cosecha sea productiva. Así también surge la amistad, fruto de una relación afectiva, en la que se generan paulatinamente vínculos especiales. En la medida que pasa el tiempo tienden a acrecentarse. Compromiso, entrega y confianza son pilares claves para que se cultive una amistad. Día a día la iremos regando con paciencia, devoción, y comprensión. La nutriremos con esos momentos especiales en los que ese brazo fraterno nos sirve de apoyo, o esa mano sólida nos sostiene para que no nos caigamos. La amistad suele ser como los buenos vinos con el tiempo adquiere cuerpo, es más sólida, entonces alcanza una mirada para poder descifrar lo más profundo e íntimo sin necesidad de emitir un sonido. Las relaciones vinculares no tienen una explicación lógica generalmente se sostienen en una vieja frase que dice que "el corazón tiene razones que la razón

NO HABRÁ UN DESPUÉS

Imagen
No habrá un después, se deshilacharán las ilusiones como un vuelo inconcluso. Se vestirán de ocres las tardes en un desesperado intento porque algún naranja aparezca. Pero un punto final se ha clavado como una daga entre nosotros. Los posibles han quedado desterrados, confinados con el sabor agrio de un adiós que se esfuma con el correr del tiempo hasta perderse en una nebulosa. Los quizás también se han roto en mil pedazos, y los porqués sin sentido huyen despavoridos de las noches de insomnio. No queda lugar para más nada, tan solo algún recuerdo se cuela temeroso, o un sueño se presenta como prueba de hubo una vez. Esa bifurcación se paró ante nosotros, nos miró fijo y nos puso entre la espada y la pared, no hubo tiempo de pensar, había que continuar, y así lo hicimos. No es hora de lamentarse, tampoco de querer ver que hubiera sido, porque no fue, y lo que fue es parte de lo que somos. No habrá un después, se deshilacharán las ilusiones como un vuelo inconcluso. Ya no estrecharem

ECLIPSE DE LUNA

Imagen
Hoy la luna ha decido ponerse en la zona ensombrecida por la tierra. Una energía inusual sobrevuela, mientras los escritores flotan entre palabras y estrellas, los artistas esculpen y pintan eclipsados por su encanto, los enamorados suspiran bajo su influjo y los ilusionados esperan que éste sea el momento de fortuna. Todos inspirados por el eclipse de luna se dejan llevar hasta donde sus mentes son capaces de volar, y su creatividad aflora mientras el cielo se engalana por el bello acontecimiento lleno de mística. No falta quien embriagado por su magia deja volar sus más profundos deseos, con la esperanza encendida en que se harán realidad o al menos estarán más cercanos. De magia se ha vestido el cielo, las mareas se han alterado, la naturaleza ha percibido diferentes cambios, mientras cada uno de nosotros sin darnos cuenta también hemos sido testigos de un infinito manto de posibilidades bajo el eclipse de luna. Andrea Calvete

CIELO ROSA

Imagen
Un cielo rosa pálido recibe a la luna, la admira deslumbrado no quiere quitarle protagonismo.   Su enorme blancura lo deleita en medio de un atardecer húmedo y frío, en el que extasiado por su hechizo regala los más bellos colores del fin del día. La luna inmensa advierte sus facciones, entrecierra sus ojos y acepta la invitación del cielo, que la toma de la mano y la saca a bailar. Una sinfonía de violines perfuma su presencia y acompaña este mágico encuentro. Alguna estrella intenta asomarse a la escena, pero es tan perfecto el momento que se abstienen de interrumpirlos. La naturaleza también conspira, no corre ni si quiera una brisa, no quieren despeinar a la luna, ni distraer al cielo que se ha tomado el trabajo de despedir una a una a las nubes. El cielo rosa permite a la luna ser y brillar para realzar su belleza y encanto. Los pájaros también desde los árboles los observan. Se ha detenido el mundo en ese instante   en el que el día se despide lentamen

LOS ESTANTES DE UN POEMA

Imagen
Todos los días nos sentamos junto a la pluma y el papel, para comenzar a negociar palabras, para intentar dejar aquellas que mejor nos representan en este aquí y ahora, impregnado de devenir y cambio Como escritores de nuestro propio camino hacemos de nuestro andar una gran poesía, repleta de palabras, de intenciones, de anhelos, y también de destiempos, de propuestas, de frustraciones y aciertos. En un andar estático nos paramos cuando pretendemos que las palabras obedezcan a nuestro sentir, ellas con la independencia que les otorga el libre albedrío se expresan sin más pretensión que fluir desde lo genuino y auténtico. Así surgen, y nos vemos ante ellas sin comprender cómo ajustarlas de modo que las que arriban punzantes nos dejen caídos en el suelo. Sin embargo, hay días que nos enfrentamos a esa hoja en blanco, lánguida, inexpresiva, casi asfixiante, que nos busca de reojo hasta que finalmente sale la primera palabra, despojada de su chaleco de fuerza para poder ser. Es

VUELO VERDE

Imagen
Luces eternas de gaviotas revolotean entre los árboles caídos, sobre tiempos olvidados por el caminar verde. Un viaje con destellos luminosos, precipitados por los anhelos desterrados en una hoguera casi apagada. Un viento imperceptible anima el fuego que se enciende con la intensión de esparcirse. Las alas desplegadas al viento planean desde las altura, la bruma de la mañana fría y mágica las envuelven para conducirlas por tierras lejanas. Un halo de misterio las acompaña, un cierto desasosiego las despeina, mientras se extienden sin rumbo solamente guiadas por esas luces que las cortejan. No se han propuesto una meta, ya lo han hecho innumerables veces y han quedado a medio camino. Hoy la propuesta es diferente no es subirse al próximo tren que pase, aunque dicen que hay trenes que pasan sólo una vez, pese a ello nos les importa están dispuestas a realizar su propio camino, a su tiempo, a su ritmo, paso a paso, de forma que esa meta se vaya construyendo día a día. La pasió

PUNTO CERO

Imagen
Hace muchos años, un misterioso individuo llegó para rescatar un punto que parecía insignificante y perdido en el Universo. Con mucho tesón lo guardó celosamente en una cajita de cristal y decidió regalarlo a un prodigioso Arquitecto, para que construyera con él un punto mágico en el que cualquier transeúnte al pasar por el lugar gozara de sus privilegios. Llevaba muchos años trabajando en la pócima mágica. Uno de los ingredientes trascendentales fue un reloj en el que el tiempo se pudiera vivir al máximo. Luego agregó unas pizcas de amor condimentadas con entrega, esfuerzo y sacrificio. Unas gotas de sencillez hicieron que la mixtura fuera tomando forma. Continuó perfeccionando la mezcla, pero al probarla sintió que aún faltaba un ingrediente fundamental, pensó: “¡la naturalidad!”. Así continuó perfeccionándola con esmerada paciencia y armonía durante milenios, hasta que sintió que su trabajo había llegado a la plenitud. Era hora de realizar el pasaje de posta. Con la humildad d

QUISO CREER

Imagen
Obra: Alphonse Mucha Quiso creer aquella historia, tenía pocos puntos de sustento, estaba agarrada con alfileres que pendían delicadamente de la ilusión que brillaba en el horizonte. Poco a poco las palabras perfumaron sus oídos, realzaron sus sabores, deleitaron cada uno de sus sentidos anestesiados por los desteñidos años. Tantas veces, quisiéramos creer historias, cuentos, narraciones, y nos paramos en la duda, más cuando tienen que ver con acontecimientos en los que estamos involucrados. Hay maravillosos narradores, creadores de fábulas, trovadores que musicalizan instantes mágicos. Quiso creer para endulzar sus pensamientos, para encontrar un destello de luz, un brillo en aquella mirada miope, en los que hilos blancos comenzaban a enredarse entre sus dedos. Se miró al espejo, su imagen no condecía con lo que escuchaba, sin embargo siguió decida a dejar fluir aquella poesía. Comenzó a cuestionarse: ¿Se preguntó por qué creer aquellas palabras? Creer por momentos implica, no c

NI TANTO, NI TAN POCO

Imagen
Fue tomando notas de cada detalle, así con el correr del tiempo un montón de papeles se hicieron testigos de lo sucedido. Sin embargo, cabía cuestionarse la fidelidad de aquellas palabras, impregnadas de emociones y sentimientos, donde poco lugar quedaba para la objetividad. Hacía muchos años que se había distanciado con la objetividad, había razones para alejarse. La objetividad le hacía entrar en razón, pararse en esa línea ecuánime y de porte casi profesional. Si bien había sido por momentos buena compañera, llegó un  punto en el que sintió que se alejaba de sus emociones, de su verdadero ser, era como hacerse trampa al solitario o simplemente querer ser lo que no era. Esa dicotomía de alguna forma le fue alejando de ella, así cada vez se encontraron más espaciadamente hasta que dejaron de verse. Como suele pasar muchas veces en la vida nos distanciamos de alguien por ciertos motivos, pero en el fondo no porque haya sucedido algo de peso como para romper la relación. De es

RECUERDO OLVIDADO

Imagen
Desde un tiempo lejano ha llegado a este invierno un recuerdo olvidado, empapado de frío y tardes grises. Lo ha traído una canción, con rapidez ha traspasado fronteras, ha recorrido muchas millas, mientras los cristales empañados por la añoranza buscan encontrarte . Dicen que añorar es agujerear el corazón, pero más que perforarlo es revivir con intensidad momentos que están dormidos a la espera de ser rescatados. Este recuerdo mojado de lluvia, se ha enredado con los pensamientos, ha escalado fronteras lejanas, y se ha instalado cómodo en un sillón frente a la estufa de leña. El crujir del fuego acaricia su piel y abre sus poros para que fluya suavemente entre la danza de las llamas que se aviva cuando te acercas. Así sin fundamentos ni escusas, se ha presentado, dispuesto a seducir con su aroma nostálgico, mientras se escucha suave la música que entibia tu presencia. Todo parece tan confuso, tan extraño, pero no importa, una sensación inexplicable se apodera de la habi