Entradas

Mostrando las entradas de abril, 2019

Escuchá el podcast en Spotify

UN CAFÉ

Imagen
Un exquisito aroma a café llegó para instalarse, e invitó a una charla fraterna, sincera en la que pudieran aflorar todo lo que estaba allí guardado, oprimido, esperando a ser rescatado por alguien, quizás por ese cálido café. Se había cerrado en su propia caparazón, lejos de todo. Tal vez, los desengaños, los fracasos, las partidas, o las equivocaciones fueran parte de aquel ser anestesiado que observaba con apatía todo lo que le rodeaba. No le quedaban excusas para los no, ni pretextos para los sí, en esa vereda fría e inhabitada se deslizaba en silencio, ni sus zapatos le hacían compañía. Su dolor era su gran aliado, así brillaban sus pupilas frías e indiferentes con el desasosiego del que no sabe hacia dónde se dirige. Comenzaron a tomar el café y lo saborearon lentamente. El diálogo tardó en llegar, el silencio fue la antesala para que todo fluyera en forma natural y sencilla. El reloj se detuvo unos instantes, mientras el humeante café serpenteaba por las colinas de los rec

CINCO E

Imagen
Nuestra vida se compone de fórmulas, por alcanzar, por descubrir y por develar. Lo cierto es que cada cual tiene la suya a la hora de enfrentar los desafíos que le toca vivir, por no hay como sentarse con uno mismo para ingresar en ese mundo alquímico de posibilidades, en el que cada cual a su modo hallará el elixir de vida, en el que las cinco E podrían componer esa quinta esencia tras la que tanto se ha hablado y discutido. Es indudable, que más allá de las fórmulas a las que les hacía mención al principio, las cinco E a las que hago referencia van derivando una en otra, de manera que todas se incorporan a nuestra vida como motor fundamental a la hora de arrancar el día. Así la energía, el entusiasmo, la emoción, la entereza y la empatía, son los pilares fundamentales cuando nos embarcamos a descubrir el misterio de la vida. La energía es un condimento especial cuando queremos comenzar algo, es ese motor esencial en el que se enciende el arranque, en que se ponen las ilusion

LA PRIMERA VEZ

Imagen
Si hiciéramos una encuesta sobre “la primera vez”, en la mayoría de los casos un nerviosismo extraño y una ansiedad casi desmedida serían dos de los protagonistas de esta odisea, en la que la ilusión vuela puesta al servicio de dejarse fluir por ese inmenso desafío que está por delante en el comienzo de algo. Si bien los comienzos no son nada fáciles, también tienen la fuerza del empuje y el entusiasmo por delante. Las expectativas parecían desbordar aquellos lienzos blancos temblorosos, cargados de tensión pero a su vez de un júbilo desbordante. Era la primera vez que tomaban contacto con los pinceles y los óleos, un mundo que pretendía abrirse pero que permanecía ante sus ojos como un inmenso desafío. El aroma a todo recién comprado, nuevo, inmaculado, estaba a la espera de ser descubierto con las ansias intactas, y con la esperanza fresca y abrumadora de ese primer paso. Debo asegurar que para mí las cosas no eran muy distintas, les aventajaba en llevarme bien con los colores

UN MISTERIO PARA SER VIVIDO

Imagen
Dar la dimensión real de lo que nos sucede se desdibuja en la medida que los sentimientos se interponen, los recuerdos se paran como obstáculos, las excusas se amurallan, y la negatividad impera, entonces nos paramos en arenas movedizas que poco nos dejan andar. Uno de las dificultades a las que nos enfrentamos y posiblemente no seamos demasiado conscientes es nuestro ego. Porque hay egos muy mal entendidos, que hacen sentir a las personas superiores, con mayor sabiduría, mejores por el motivo que sea… y olvidan que todas esas cualidades se opacan y evanecen en la medida que el ego brilla por encima de los sentimientos, de la humildad y el don de gente. De los sentimientos deberíamos aprender tantas cosas, a que son fieles, genuinos, y que son capaces de acompañarnos de acuerdo a lo que nos sucede, para despertar en nosotros ese estado de ánimo que acompaña a la situación que nos toca vivir. Sin embargo, algunas veces reprimimos ciertos sentimientos por vergüenza, culpa, temor,

AL CIELO

Imagen
Mirar al cielo nos invita a elevar la mirada, a perdernos en las nubes espesas y blancas tras las que se esconde la esperanza, palpita una primavera, o sonríe una aurora. Limpio y despejado el cielo nos permite volar sobre ese infinito celeste de posibilidades. Grises y sombríos, nos sacuden con sus truenos resonantes para que se despierte nuestro ser dormido. Quien canta al cielo posibilita que su voz se traslade hacia el misterio de la vida. El cielo ha sido fuente de inspiración de escritores, pintores y artistas que han sabido ver en él respuestas a su intricada existencia. Así del mismo modo, puede ser un gran aliado para quien se sienta y lo observa sin otra pretensión que disfrutarlo, para perderse en esa danza casi mágica en el que las nubes nos hablan. Mirar al cielo nos regala una sonrisa, un quizás se dibuja en nuestro rostro, y los sueños amanecen y los anhelos se colorean. Se prende una chispa de esperanza en la que la ilusión se enciende y el entusiasmo se encami

NARANJO EN FLOR

Imagen
La mañana gris se pierde en la calle del hastío, deambula por promesas lejanas, mientras una melodía melancólica se perfuma con las flores de un naranjo. Tose la brisa, carraspea para aclarar su voz engrosada y áspera. Bebe de una copa colmada de recuerdos y se eleva hasta los adoquines de su camino. Hoy no es un buen día para cuestionamientos, no hay lugar para los reproches, o para los quizás o tal vez, la monotonía le agobia de tal manera que la inercia lo abraza dejándolo casi maniatado en una inmovilidad incómoda. Las ráfagas de los naranjos en flor le animan, pero pronto la molestia persiste. Dolorido, sin pensamientos camina por entre los naranjos en flor, embriagado por su perfume continúa, no quiere detenerse, se deja anestesiar por el dulce aroma, mientras los recuerdos se mezclan con gotas de melancolía y tristeza. Las sensaciones inmutables se paran frente al naranjo que lo vio crecer, sin ánimo se encaminan como autómatas, saben reaccionar frente a cada acto, están p

TRECE MOTIVOS

Imagen
En torno al trece se esgrimen leyendas, supersticiones, historias que han marcado los tiempos, y los vientos que desde la antigüedad soplan a favor o en contra, dependerá con el ojo con que lo observemos su significado . Particularmente, he encontrado trece motivos para escribir acerca de esta cifra  1 -Un número enigmático 2 -Un número polémico 3 -Un número que encierra significado dual 4 -Un número que esconde leyendas 5 -Un número que guarda misterios 6 -Un número que invita a detenerse 7- Un número que despierta curiosidad 8 -Un número del que tanto se hablado y se seguirá hablando 9 -Un número que augura cosas buenas 10- Un número que augura cosas malas 11 -Un número que se asocia con el martes y con el viernes 12 -Un número que se asocia con ciclos lunares 13 -Un número que encierra doce motivos para analizar detenidamente El número trece es, sin lugar a duda, uno de los números más polémicos dentro de la cultura popular y de la numerología ya que s

CUESTIÓN DE RITMO

Imagen
Todo es cuestión de ritmo, no hay lugar para nada más o lo hay. De un torbellino de ideas lejos trinan los latidos de los ojos donde trepa la esperanza. Los deseos del viento dejan su huella en el olvido, recorren las colinas, alejados de los latidos de sus seguidores. Serenos se deshojan en una alborada tenue. Se levantan copas dulces y agrias para beber de ese brillo perdido, y palpar la tersura de aquellos labios que han quedado dormidos con el vaivén de los años. Un ladrido monótono es la melodía perfecta en aquel despertar en el que algún pájaro trina con algarabía. No tardan en responder al saludo otros perros en la lejanía. La armoniosa mañana transcurre mientras el brillo de sol entrelaza sus hilos de oro en las pequeñas gotas de rocío. Se agitan las copas de los árboles con los deseos del viento, levemente se mueven airosas y despreocupadas, se dejan llevar por su aire cargado de libertad y de anhelos. Un hilo turquesa comienza a tejar los colores de la esperanza q

EL PARAÍSO DE LAS FLORES

Imagen
El paraíso de las flores dejó impregnado el elixir del tiempo. Su capucha colorida se deslizó, el pájaro llegó con su último suspiro a la estación abandonada. Encontró allí esa paz necesaria para reposar su cuerpo cansado y entumecido de tanto volar. Dicen que quien vuela tiene siempre abiertas las alas de la libertad, pero algunas veces el rumbo no es el apropiado. El pájaro multicolor había errado el camino y había quedado atrapado en una ruta laberíntica de la que no podía salir. Cada vez que le parecía haber encontrado la salida se topaba con una enorme pared que frenaba su camino. Así la historia parecía repetirse día a día en los que aumentaba la impotencia y desesperación de haber quedado atrapado en su propia trampa. Sabía que había llegado hasta allí por deseo propio, sin embargo no dejaba de reconocer que eran esas ansias por resolver todo rápidamente las que lo había obnubilado en la decisión, poco pensada y meditada. Decía su abuelo :“La prisa no es buena consejera, t

TIBIO ABRIL

Imagen
El aire de abril llega tibio, se perfuma con los ocres del otoño, y se viste discreto y elegante. Camina a buen paso, porque sabe que el invierno pronto lo alcanzará, por eso no se detiene, no quiere dejar de esparcir su seductor encanto. Los pájaros revolotean en sus cielos diáfanos, la espuma blanca de las olas rompe en esa paz que trae por los mañanas. Dos amantes se besan apasionadamente en su orilla, se funden bajo su brisa fresca y profunda, aspiran su intensidad para vibrar hoy más que nunca. Los vaivenes de las olas son perfectos, es que abril hace del mar una sinfonía armoniosa de azules de cobalto, entre sepias infinitos. Los aromas se entremezclan con el rocío de las hojas que comienzan a caer y poblar las veredas como alfombras suaves y amarillas. La lluvia de abril también suele ser diferente, se llena paz y de tranquilidad, es un remanso para los recuerdos, gotas doradas bañan la quietud que se inspira mientras en un charco se espejan dos pájaros en su nido. Con

CARTA AL OLVIDO

Imagen
Detrás de un jarrón antiguo decidió escurrirse hasta que se mimetizó con el colorido diseño que lo iluminaba, cansado de recordar pensó que era un lugar fresco y acogedor para poder descansar, rodeado del agradable perfume de las flores frescas. No entendía porque había llegado hasta allí, pero lo cierto era, que en ese remanso poco lugar quedaba para preocuparse. Sentía que la piel se le agrietaba, que los poros resquebrajados estaban cansados, y que la espalda la tenía encorvada, le costaba caminar lo hacía con esfuerzo. Todavía no había comenzado el verano, pero los jazmines rebozaban el jarrón. Extasiado por ese perfume dulce y embriagador, permitió que LOS destellos del sol y la mañana lo acariciaran. Así se dejó llevar por sensaciones placenteras. Allí estaba rodeado de risas, correteos, y una música suave y delicada que le permitían estar como en limbo. No entendía porque había llegado hasta allí, pero lo cierto era que en ese remanso poco lugar quedaba para preocuparse. Un dí

UN MINUTO

Imagen
Un minuto de paz es mucho para el que no la consigue y un aliciente para quien la desea. Algunas veces luchamos contra nuestros miedos, dudas, ausencias, desencuentros, fracasos, con todo lo que cae ante nuestros hombros y de alguna manera nos mantiene inquietos, en alerta, ausentes y perdidos en una nebulosa difícil de definir. ¿Por qué será que por las noches todo se ve más oscuro, por qué los deseos se aceleran, las búsquedas se inquietan y las ideas se alocan para tocar una respuesta? Posiblemente, cuando todo se aquieta nuestras ideas se revolucionan, mientras nuestro cerebro agotado de pensar quiere descansar, nuestra mente lucha desesperadamente por lo que le preocupa. Las horas de desvelo no suelen ser buenas consejeras, la puerta de salida parece alejarse con astucia, mientras nuestros párpados pretenden cerrarse, pero nuestro yo interior lucha por ser escuchado, o atendido. El insomnio es uno de los problemas más frecuentes que sufren los seres humanos hoy en día, p