Escuchá el podcast en Spotify

DE ALMA JOVEN


El semáforo en rojo le detuvo la marcha. Con la música a todo volumen la camioneta blanca de vidrios negros distrajo la atención de las cuatro esquinas.

Arañando los sesenta, con un corte moderno y pelo blanco, asomaba su cabeza el conductor que desbordaba alegría y ganas de vivir. Hoy pisar los sesenta años no es lo mismo que cinco décadas atrás, pues hemos comprendido que la juventud es una actitud de vida, es una forma de encarar los días.

Dispuesto a disfrutar del sábado primaveral, el conductor de alma joven compartía una melodía pegadiza. Mientras me dejaba llevar por la música me pregunté hacia dónde se dirigía, cuál sería su destino, se reuniría con amigos, visitaría a un familiar, o iría simplemente de paseo, no lo sé, pero da igual, lo importante era que estaba dispuesto a no perder un minuto de su tiempo.

Con la alegría contagiosa de la canción al encenderse la luz verde continúo la marcha feliz y desplegó su júbilo a sus alrededores. El conductor canoso, de alma joven con aire primaveral y soleado se alejó perfumando entusiasmo y ganas de vivir al fin de semana que aún le quedaban muchas horas por delante.

Andrea Calvete

 

Entradas más populares de este blog

PACIENCIA: ÁRBOL DE RAÍZ AMARGA PERO DE FRUTOS MUY DULCES

NO SE BRILLA SIN OSCURIDAD

“NINGUNA PERSONA MERECE TUS LÁGRIMAS, Y QUIEN LAS MEREZCA NO TE HARÁ LLORAR”