domingo, 1 de febrero de 2015

CARPE DIEM

Aprovecha el momento, vive el instante, inspira profundo, exhala…Cada minuto puede ser maravilloso. Está en cada uno descubrir ese universo de posibilidades, de sentir intensamente como si fuera a ser el último, y así dejar fluir lo más profundo.

Tantas veces, nos abarrotamos de problemas, nos quedamos sin tiempo, olvidando disfrutar el día a día, porque pensamos que mañana será mejor, quizás… Aunque es importante para forjar ese quizás empezar por aquí y ahora, el permanecer estáticos no acompasa el devenir de la vida que transcurre sin detenerse. Así que bailemos con ella, hagámosle compañía, habrá danzas más suaves, otras más agitadas… pero lo importante es no dejar de descubrir el mejor movimiento en ese danzar permanente y liberar la mente.

Andrea Calvete