jueves, 17 de marzo de 2011

LEALTAD SE VE AMENAZADA


Por Andrea Calvete

La lealtad es una virtud, e implica un compromiso con las creencias, los ideales y con las personas cercanas. Con frecuencia se ve amenazada por distintos factores que hacen que pronto se desvanezca. Está íntimamente ligada al carácter de una persona y a sus valores.

Pero muchas veces los animales suelen ser más leales que los propios seres humanos, es muy dura esta afirmación, pero lamentablemente algunas personas se han visto corrompidas, por la ambición desmedida, el poder y el llegar a más sin límites.

Cuando los límites se desdibujan, difícilmente los valores personales puedan primar en la vida, y así caminar sin rumbo para donde sopla el viento, será lo más común.

Los factores que han incidido en su contra son muchos: la competitividad feroz, el egoísmo, la vanidad, los engaños, la falta de comunicación y de su mano el escaso  tiempo, que conllevan a malos entendidos, a errores que son irremediables. De esto modo,  estos factores se soslayan ocupando espacios de vital importancia en la vida, y quitan por momentos una visión acertada, sosegada y precisa de dónde permanecer parados, perdiendo así estabilidad y rumbo.

Mas según expresa Shakespeare “la lealtad tiene un corazón tranquilo”, este concepto es realmente cierto pues quien actúa fiel a lo que sostiene y con lo que se ha comprometido, entonces vivirá en paz, sin culpas, sin miedos, sin persecuciones posibles, independientemente de que aparezcan a nivel consciente o inconsciente.

Dickens sostiene que “los caminos de la lealtad son siempre rectos”, pues ser leal a alguien significa ir de frente, sin tapujos, sin rodeos, simplemente de frente aunque sea con la verdad más cruda.

Finalmente debemos reconocer que no somos máquinas, sino personas y cómo tales solemos equivocarnos, tomar decisiones erradas, confundir el rumbo, lo importante es ser  suficientemente autocríticos y reconocer cuando hemos fallado, primero ante nosotros mismos y luego con los demás, esa es la primera  prueba de lealtad.