sábado, 24 de octubre de 2020

LA NEBLINA


Trafican los minutos cargados de la emoción de vibrar ese instante perfecto en el que la ola rompe calma en la orilla. La neblina con su magia y encanto envuelve entre su regazo al misterio de la vida.

Las esperanzas y los sueños se esfuman en el manto húmedo que ha bajado para fundir el mar con el horizonte. La neblina espesa hace que todo se torne confuso. El misterio como parte de su encanto dibuja una atmosfera enigmática y poco predecible.

La falta perspectiva a esta altura ya se ha convertido en parte del entorno, para dar al aquí y ahora un significado justo y perfecto. Es en esta distancia cercana en la que se mueve el día y todos los que nos atrevemos a disfrutarlo.

Trafican las habladurías, el qué dirán… un murmullo molesto parece confundirse entre la neblina. A ella no le importa, como por arte de magia los quita del camino, mientras las gaviotas trinan serenas y se reflejan en la orilla trasparente.

Los quizás se desnudan con audacia, y los espectros del pasado se aproximan, entonces la neblina se hace más intensa y el poco sol que se vislumbra agoniza, mientras ella perfuma con su alquimia todas las dudas y temores.

Trafican los minutos cargados de la emoción de vibrar ese instante perfecto en el que la ola rompe calma en la orilla. La neblina con su magia y encanto envuelve entre su regazo al misterio de la vida.

Andrea Calvete