sábado, 10 de agosto de 2019

DEJAR ATRÁS

Hoy ese día en el que he decido dejar atrás lo que realmente no es parte de este presente, y que sin embargo cargo en una mochila excedida de equipaje. ¿Por qué?... No lo sé, pero sí estoy segura que algunos elementos ya no son necesarios en este camino.

Pararse decididos al despego no es tarea sencilla, aunque muy importante para avanzar en este tránsito en el que por momentos nos estancamos y quedamos varados a la espera de que una luz verde nos habilite a continuar la marcha.

Esa mochila que pesa demasiado, se llena de cuestionamientos, de reproches, de frustraciones, de olvidos, de ausencias, de desamores, de desencuentros, de fallas, de falencias, sin embargo aún de este peso innecesario estoy agradecida porque ha servido para fortalecer mis hombros, para enderezar mi postura y mi marcha.

Hoy ese día en el que he decido dejar atrás lo que realmente no es parte de este presente. Me he dado cuenta que he vivido equivocada, juzgando erróneamente, etiquetando innecesariamente, ocupándome de lo que no debía, y preocupándome por adelantado. ¡Qué equivocada que he vivido!

Quizás los años sean los mejores maestros para hacernos ver que es tiempo de cambiar el rumbo, de renacer como el ave fénix entre las llamas, para dejar nacer ese ser dormido, olvidado, oculto, para poder vibrar en una sintonía diferente, en la que sea posible acercarse a esa plenitud tan difícil de alcanzar.

Hoy es ese día en el que he decido dejar atrás lo que me ha lastimado, me ha hecho peor persona, lo que ha restado o me ha hecho desviar el camino. No voy a culpar a nadie de mis errores o desatinos, me responsabilizaré por cada uno de ellos, pero también me perdonaré las equivocaciones porque de ellas he aprendido, he crecido.

Todos los días nos tropezamos con situaciones complicadas que nos hacen dudar, cuestionar nuestros actos, sin embargo la mayoría de las veces tomamos conciencia de ellas cuando algún cambio se ha producido, no antes. Pero los cambios, son parte del devenir, son parte de eso que somos y que tantas veces nos cuesta asumir.

Hoy ese día en el que he decido dejar atrás lo que realmente no es parte de este presente, y que sin embargo cargo en una mochila excedida de equipaje. ¿Por qué?... No lo sé, pero sí estoy segura que algunos elementos ya no son necesarios en este camino.

Andrea Calvete