lunes, 6 de noviembre de 2017

TIEMPO DE SIEMBRA Y DE COSECHA

De espaldas al presente algunas veces intentamos volver hacia atrás, alejándonos del futuro que nos espera, cayendo en un pasado que lejos está y aunque se nos diera la posibilidad de visitarlo comprobaríamos que hemos cambiado y quizás quede poco de lo que fuimos. De allí, que tantos reencuentros con personas en los mismos lugares y circunstancias no resulten como antes.

Acariciar el pasado, palparlo, analizarlo es parte de pararnos en el presente pero de cara al futuro. Y si bien el pasado puede ser un ancla que por momentos nos amarra, y el futuro una instancia que nos preocupa, el presente es quien nos habita y libera para caminar rumbo hacia donde dispongamos.

De siembras y de cosechas florecen los campos, del mismo modo se cultivan nuestros días, el tiempo continúa y no nos espera porque sabe que por delante le queda un largo recorrido en el que anhela que lo acompañemos de la mejor manera.

Andrea Calvete