sábado, 14 de noviembre de 2020

RESPLANDOR ÁUREO


Un resplandor áureo cubre a la noche, el aire perfumado de primavera invita a revivir, a encontrar motivos, y dejar flotar las esperanzas. Una inmensa paz baña de rocío a las plantas. Susurran las flores húmedas una melodía suave, iluminadas por una luna azul contagian su encanto.

Es noche de confesiones, las estrellas hablan con la luna, los pájaros dormidos celebran sus vuelos, los capullos trasmiten su energía a las flores que ya están por cerrar, el mar con su murmullo abriga a las olas somnolientas y así se establece un diálogo cordial en el que todo fluye y encuentra su espacio.

Una nube blanca y esponjosa brilla en el cielo mientras amortigua los deseos de este diálogo armónico y fructífero. Han hecho un pacto, con él buscarán que mañana el mismo resplandor áureo permanezca en el día e ilumine a todos los seres del planeta Tierra, si lo logran tendrán que trabajar nuevamente, para que la llama no se apague nunca.

Un resplandor áureo cubre a la noche, el aire perfumado de primavera invita a revivir, a encontrar motivos, y dejar flotar las esperanzas. Una inmensa paz baña de rocío a las plantas. Susurran las flores húmedas una melodía suave, iluminadas por una luna azul contagian su encanto. 

Andrea Calvete