miércoles, 6 de enero de 2016

VUELO DE PALABRAS

Cada palabra fue un asombroso juego de luces, en ellas se escondía todo lo que en su alma se aquietaba, resguardado de todo posible golpe.

Sin imaginarlo fue descubriendo un mundo al que jamás había imaginado que llegaría. Los sonidos suaves, tangibles se mezclaron con los aromas silvestres que sobrevolaban el aire. Los sentidos estaban de fiesta, desbordaban por experimentar nuevas sensaciones.

La tarde palpitante comenzó a descubrir su mirada, su brillo profundo, sumergido bajo aquella tristeza que aún le embargaba. Sin embargo, sugerentes notas de cambio anunciaban nuevos destinos.

Aunque difuso el horizonte, desbordaba colores y fervorosos deseos que auguraban un porvenir luminoso.

Así las palabras se entrelazaron cuidadosamente con cada estrella, mientras la luna les sostuvo cuidadosa para que llegaran así a su destino.

Andrea Calvete