domingo, 27 de febrero de 2011

¿GOOGLE TIENE TODAS LAS RESPUESTAS?


Por Andrea Calvete

Si bien Google es una herramienta fundamental en estos días, que cuenta con 120 millones de búsquedas diarias, donde un 20% de ellas cada 90 días son completamente nuevas, me tomó por sorpresa cuando una pareja uruguaya confesó que había entrado al buscador para informarse acerca de ¿cómo preparar un mate?

Por su puesto, me cercioré que la información que habían recabado fuera correcta y lo era, hasta incluso encontré videos en YouTube con la misma explicación.

Mi sorpresa, fue ¿por qué no preguntar algún  amigo o familiar sobre el tema?, pero debo aclarar que ambos son ingenieros, así que “googlean” todo el día.

Más el problema de esta pareja radica en que  aunque siguieron todos los pasos no saben si su mate sabe como debe, o no. En tono jocoso se han planteado probar el mate de distintas personas para comparar con el suyo.

Pero volviendo al tema de Google, y sin dejar de reconocer su excelente utilidad, hay algo que no puede hacer que es la trasmisión de lo que buscamos en vivo y en directo, existen situaciones que requieren de una comprobación personal y que en el momento alguien nos supervise y  nos marque nuestros errores.

Sin ir más lejos, ya hace muchos años se ha implantado la educación a distancia, a través de Internet, pero en este caso también se requiere muchas veces de un contacto personal que en última instancia permita aclarar detalles muy precisos y puntuales que al individuo no le quedan claros a través de la web.

Mas es cierto,  que en esta era tecnificada solemos resolver todo a través de Google, pero las respuestas contienen un margen de error importante por varios motivos: primero no tenemos absoluta certeza de que la  fuente sea confiable, bueno este problema Google a través de sus nuevos algoritmos pretende mejorarlo, segundo ¿qué nos asegura que hayamos entendido claramente la explicación?, y tercero ¿nos hemos convertido en robots que respondemos sistemáticamente a pasos sin pensar o cuestionar nada?

Por otra parte, muchas personas buscan soluciones a todos sus problemas, toman el buscador como una “panacea”, y así pretenden resolver cuestiones de salud o de cualquier otra  índole, y aunque  existen informaciones acertadas, otras distan mucho de una respuesta confiable.

Asimismo, antes de validar una respuesta es preciso cerciorarse mediante reiteradas consultas. En cierta forma, con Google ocurre algo similar con lo que averiguamos en los libros, que son un material informativo de gran peso, aunque nunca sustituyen a la consulta de cualquier profesional o persona capacitada en determinado tema.

Si bien valoro muchísimo esta herramienta de gran utilidad, que permite eficiencia, oportunidades, soluciones, en apenas unos pocos segundos,  debo reconocer que hay ciertas respuestas que si bien Google las puede otorgar,  el boca a boca o el vivo y en directo continúan siendo mucho más eficientes a la hora de aprender y poner en práctica ciertas situaciones o buscar respuestas muy precisas, para todo lo demás está Google, y no es decir poca cosa.

Sin ir más lejos el propio sitio de Google ha publicado: “En Google cada final de año realizamos un agregado y listamos las búsquedas más populares durante los pasados doce meses, que reflejan las principales inquietudes e intereses de la gente alrededor del mundo. A este ejercicio de comprensión le llamamos “Zeitgeist”, que en Alemán significa “el espíritu de nuestros tiempos”.

Y continúa: “Las estadísticas que presentamos abarcan la más amplia variedad de temas, desde información del Músico argentino Gustavo Cerati hasta información de las elecciones en Brasil, además de cosas insospechadas como recetas para fideos, o sumamente interesantes cómo las búsquedas relacionadas con las computadoras XO en Uruguay. En varios países de la región celebramos el bicentenario y por lo tanto fue un tema privilegiado. En Chile se habló mucho del Bono Bicentenario, mientras que en México se interesaron por la Independencia y en Argentina los actos de celebración capturaron la atención”

También fueron centro de búsqueda según Google las “tragedias que encendieron las alarmas en todo el planeta y eso se refleja en las búsquedas de las inundaciones en Pakistan o los terremotos de Chile, Haití y China”.

Finalmente, el hombre nunca podrá ser sustituido aún en esta era de la tecnología donde el contacto personal es cada  vez es menor en cualquier tipo de actividad. Evidentemente en algún punto el hombre deberá encontrarse con un semejante y mirar su rostro, para formular todo lo que le preocupa o inquieta, y allí verá que el contacto cara a cara es algo que debemos rescatar de las cosas que vamos perdiendo en este vertiginoso correr del tiempo.