lunes, 14 de diciembre de 2015

DOCE CAMPANAS

Diciembre mes 12, cierre de un año, tiempo de balances, de cuestionamientos, y despedidas. A toda prisa ha pasado este año, lleno de apuros e inquietudes, no ha detenido su paso. Doce campanas que suenan, alimentan las horas que pasan.

En estos doce segundos, quizás ya hayan visualizado su año. Me detengo y observo el mío, no ha sido nada fácil, pero las cosas no son siempre como queremos, algunas veces nos topamos con la dureza del frío y la oscuridad de la noche.

Sin embargo, al invierno le sigue la primavera, y a la noche más oscura un claro amanecer. De eso se trata el camino, de encontrar la luz.

Doce un número que tiene que ver con el tiempo, con los signos zodiacales, con el círculo de la vida que transitamos acompañados por el Universo que nos rodea.

Cada día que pasa podemos observar la huella marcada. Algunas días sentimos que hemos caminado kilómetros, otros sin embargo, nos hallamos atascados en un inmenso laberinto imposible de recorrer.

De claros y oscuros se compone el camino, también de matices, que son muy importantes a la hora de balancearnos y alinearnos al camino.

El aroma de los jazmines acompaña el cielo estrellado del verano, que se asoma radiante, lleno de calor y alegría. Por eso más allá de lo recorrido, es una hermosa época para observar el mar y el cielo, para recorrer con calidez la vida que espera.

Andrea Calvete