sábado, 26 de septiembre de 2015

LUNA ROJA

El eclipse total de luna que percibiremos entre la noche del 27 y 28 de setiembre, es un evento que ha sido objeto de profecías a lo largo de la historia de la humanidad debido a que nuestro satélite adquiere un color rojizo, por lo que recibe también el nombre de luna sangrienta.

La tonalidad rojiza que caracteriza a esta luna, se produce porque al generarse el eclipse, la tierra se interpone entre el sol y nuestro satélite, de forma que la luna queda oscurecida. Así la mayor parte de rayos solares no lleguen al satélite, las ondas azules generalmente rebotan, mientras las rojas llegan con mayor facilidad, adquiriendo ese color rojizo.

El rojo es un color se relaciona con la sangre y el fuego, con el calor y la fuerza, es decir con la vida misma. Quizás al ver la mística luna roja, se enciendan nuestros deseos, o ese calor interno que se halla apagado o casi extinguido por distintos motivos, posiblemente este rojo sea símbolo de renacimiento.

Este eclipse pone fin a un ciclo de cuatro eclipses denominado tétrada. Como todos los ciclos de la naturaleza, quizás sea el momento de poner fin a algunos acontecimientos de nuestras vidas, y dar apertura a otros.

Pero, el carácter místico de este momento será parte de cada persona, de cuán lejos esté dispuesto a llegar al observar al satélite enrojecido. Sin embargo, más allá de lo que pongamos de sí o no, las mareas se alterarán, y el planeta percibirá el eclipse, y se producirán cambios, a los que quizás no estemos exentos.

Otro hecho que da para mirar esta Superluna con especial atención, es que hasta el 2033 no se volverá apreciar. Se han preguntado, dónde estaremos para esa fecha, nuestro destino lo desconocemos… pero seguro que algún momento partiremos, por eso intentemos que previo a esa partida hayamos disfrutado la vida plenamente, para podernos dirigir con tranquilidad y paz hacia donde cada uno crea que vayamos.

La luna ha servido de inspiración a los más destacados artistas, ha inspirado romances, ha sido espectadora de lazos que han perdurado con el tiempo, de lágrimas derramadas, de partidas, de luchas, de silencios, de cada acto de nuestras vidas. Que esta luna sea testigo de algo maravilloso en tu vida.

Andrea Calvete