martes, 30 de diciembre de 2014

ENTREVISTA A CLARISA HARDY

Clarisa Hardy nace en Argentina en 1945, pero su familia se establece en Chile cuando tenía cinco años de edad. Es nacionalizada chilena y “se siente chilena desde que tiene uso de razón”.


VER VIDEO DEL PROGRAMA:





lunes, 29 de diciembre de 2014

LA SALIDA DE ELISA

Lentamente comenzó a andar, los ruidos se fueron desvaneciendo en la medida que se dejó guiar por los latidos de su corazón. Sensaciones de todo tipo se mezclaron a la espera de ser tomadas de la mano, pero Elisa había decido llevar consigo sólo las que pudieran ser de utilidad.

Así dejó atrás, conjeturas, pensamientos ingratos, dolores profundos que le impedían respirar, ninguno de ellos le ayudarían en el viaje que acaba de emprender.

Había decido no aferrarse al pasado, ni a las búsquedas en situaciones que ya no tenían retroceso, todo eso lo único que generaba en ella era dolor, angustia y desazón.

Sorprendida hizo una pausa, sentía los aromas más potentes que nunca, los pájaros parecían anunciar con su trinar que era hora de un cambio.

De pronto, detuvo su paso y vio que la gente iba ensimismada cargada de problemas, contestaba el celular, al tiempo que tomaban de prisa el ómnibus y cargaban varios paquetes. Miró a su alrededor y le costó mucho ver dos personas riéndose. Pensó entonces que algo no estaba bien y no era sólo ella.

¿Qué ocurría porque todos corrían como si no les quedara tiempo?, ¿por qué los ceños permanecían fruncidos?, ¿los gritos se exacerbaban?, mientras tanto, los silencios se comprometían con los dedos y la visión de gente enajenada en su celular, que desatendía a sus hijos y a su pareja, quienes estaban allí a su lado como si no existieran, víctimas de phubbing, algo muy común en estos días.

Ella también formaba parte de esta descripción ingrata del diario vivir, sin embargo, había comprendido que ya no quería ser parte de esta vorágine era tiempo de cambio y de reconciliación consigo misma y su alrededor.

A Elisa le llevó mucho tiempo salir de su letargo, por momentos paradójicamente se sentía cómoda en aquel dolor que la invadía, al menos ese era un lugar seguro, aunque poco confortable.

Ya entrada en el camino, experimentó un gran alivio al ver que era capaz de moverse, la brisa comenzó a despeinar su largo pelo, y el sol a centellear en su sus ojos. Era hora de encontrar la salida a aquella situación que le había ocasionado tantos problemas, aunque no la veía clara, sabía que existía e iba por buen rumbo, tarde o temprano la hallaría.







martes, 23 de diciembre de 2014

EL BULLYING EN NIÑOS Y JÓVENES

El bullying o acoso, es una forma de violencia que se manifiesta a través es cualquier forma de hostigamiento. Surge de la mano del maltrato psicológico, verbal o físico producido entre niños y jóvenes, de forma reiterada a lo largo de un tiempo determinado, tanto en el aula como a través de las redes sociales.


VER VIDEO DEL PROGRAMA:






jueves, 18 de diciembre de 2014

ENTREVISTA A CARLOS MAGGI: EL LIBRO DE ARTIGAS

Carlos Maggi nace en Montevideo el 5 de Agosto de 1922. Es dramaturgo, ensayista, comunicador y abogado. Un hombre de una larga trayectoria y reconocimiento, un referente cultural.




VER VIDEO DE LA ENTREVISTA:




ENTREVISTA A SUSANA MANGANA: EL ROSTRO DE LA MUJER ÁRABE Y MUSULMANA

Susana Mangana nace el 30 de junio de 1969, en España, en la ciudad de Vitoria, sede del Gobierno y del Parlamento de la Comunidad Autónoma del País Vasco, y vive en Uruguay desde 2004.


VER LA ENTREVISTA:




sábado, 6 de diciembre de 2014

EL SABOR DEL DESEO

Dulce, agrio, intenso, desmedido… soñado como todo lo que parece no estar a nuestro alcance. Una mezcla de aromas y sabores se entrelazan en busca de realizarlo, ¿a qué precio?

¿Quién no ha soñado con algo inalcanzable, imposible? He aquí el sabor de la conquista, el juego de seducción que se teje en manos de quien con fervor intenta llevar a cabo un deseo.

Por suerte nuestra mente no delata esos deseos, porque algunas veces distan y se contraponen con lo que debería ser, algo tan relativo y discutible, pero que en definitiva nos lleva a tomar ciertas decisiones por momentos equivocadas.

Nuestros deseos son persuasivos, se presentan y nos acompañan para que les demos cabida, con tanta insistencia, que pareciera que la cabeza nos va a estallar.

Se paran generalmente, desafiantes, impetuosos, osados, de modo que es difícil guardar la compostura y la ecuanimidad. Son verdaderos disparadores de acciones en forma constante.

Se presentan por las noches, en los sueños más profundos, o cuando quedamos con la mente en blanco soñando despiertos. De allí su intrínseca relación con la magia y la fantasía que los rodea suavemente.

Se valen de cualquier artificio para que los llevemos a cabo, nos embriagan con poder de la palabra, tienen el don de decir lo justo para que se nos despierten todos los sentidos.

Algunas veces lejos de alcanzarlos, los hacemos reales a través de una novela o película que nos traslada a esa ficción que nos gustaría interpretar o vivir.

Son primos hermanos de lo prohibido, con su sabor atractivo y con la ebullición permanente como forma de tentarnos con lo que más tarde nos traerá un dolor de cabeza, pero las pasiones humanas no saben de consecuencias.

En ocasiones oprimen el pecho, como una espada que nos atraviesa, como una pulsión que busca salir desde lo más profundo a la luz.

Día a día, se pueden renovar y crecer, está en cada uno permitir que a su lado se siente la ilusión cargada de vitalidad y energía.

En la medida que esos deseos se convierten en acción, avanza la confianza en uno mismo, en el sí puedo, en el soy capaz. En realidad, somos capaces de muchísimas cosas, sólo es cuestión de proponérnoslo y no darnos por vencidos.

También son parte de los sueños que nos alimentan en esta ruta, en la que tantas veces nos vemos al borde un inmenso precipicio, ahogados en la propia desesperación, pero llegan como verdaderos auxiliadores a la hora de inyectarnos esperanza.

Asimismo, tienen un gran poder energético, el que se incrementa cuando creemos en ellos, confiamos plenamente y les damos cabida a través de nuestra mente.

Por momentos, llegan para complacer caprichos que toman apariencia disfrazada y confusa, para ser cumplidos de la mejor manera. En tal sentido, la creatividad y la imaginación son dos aliados muy importantes para dejarlos fluir.

Se presentan como gladiadores a luchar con lo que hemos reprimido producto de lo aprendido, inculcado y vivenciado. Así se implantan en busca de rescatar lo olvidado, postergado o guardado por miedo, la mayoría de las veces infundado.

Son el gran motor que mantiene viva esa llama que ilumina y da calor a nuestra vida, al transcurso de esa existencia algunas veces incomprensible, llena de desafíos por sortear o resolver, pero que vale la pena conquistar y descubrir.

Andrea Calvete