viernes, 1 de abril de 2011

¿QUÉ SIGNIFICAN LOS HORÓSCOPOS EN SU VIDA?


Por Andrea Calvete

Distintos horóscopos recorren el mundo, y así los astrólogos de acuerdo a la posición de los astros y al día del nacimiento de una persona, hacen distintas predicciones, sin embargo a nivel científico esto no ha sido demostrado.

Pese a esta discusión en cuanto a la veracidad de los horóscopos millones de personas en el mundo los consultan a diario, y se guían por ellos.

¿Cuál es la razón que lleva a creer en ellos, a consultarlos? ¿Es acaso la necesidad del hombre de saber que va a suceder, qué le deparará el futuro?, ¿es el miedo a lo que vendrá, a no saber, o tal vez la necesidad de tener todo bajo control, o el buscar una salida a todos sus problemas?, visto así parece una verdadera utopía. 

Por otra parte, lo que tenemos por seguro es que estamos aquí y ahora, lo que ocurrirá dentro de unos minutos ya es más incierto, y en la medida que nos alejamos en el futuro las incertidumbres se acrecientan.

Igualmente, comprendo que muchas personas viven situaciones muy complejas y necesitan aferrarse y creer en  algo, que les de una esperanza, una luz, mas no se dejen engañar con falsas promesas, pues existen muchas personas que se aprovechan del dolor ajeno, del estado de vulnerabilidad para lucrar, sin importar realmente si les ayudarán o no.

Pero yo les pregunto si hubiera alguien que tuviera el poder de mostrarles el futuro ¿les gustaría verlo?

Quizás nos deparen cosas muy buenas y otras no tanto, entonces no es mejor vivir el día a día enfrentándonos peldaño por peldaño sin necesidad de adelantarnos a lo que vendrá. Gran parte de eso dependerá de nosotros, de nuestro esfuerzo, de nuestras iniciativas, otras circunstancias serán ajenas a nosotros, pero igualmente un gran porcentaje de lo que nos sucede es el resultado de nuestros actos.

Sin embargo, creemos o queremos creer en los horóscopos, pero cuando los científicos nos advierten muy seriamente el deterioro que vive nuestro medio ambiente,  parece que estas advertencias no fueran verdaderas, poca gente toma conciencia de los desastres ecológicos que inciden en la supervivencia del Planeta y se compromete en hacer algo.

Más allá de creer o no en los horóscopos hay cosas que sucederán inevitablemente y otras dependerán de nosotros, preocupémonos por lo que está en nuestras manos y a nuestro alcance. Es imprescindible no obsesionarse con pronósticos que quizás al ingresar en nuestras mentes nos obstaculicen nuestro modo de proceder, es importante no olvidar que las personas en momentos difíciles llegamos a creer en “lo que sea” que nos posibilite una solución, pero debemos tener en cuenta que la primera salida está en nuestras manos y en las de los seres queridos que nos rodean, seres que quizás ya no estén con nosotros pero nos hayan dejado en nuestro corazón talladas muchas respuestas.

Finalmente, para aquellos que tengan fe, el camino será mucho más sencillo pues dicen que “la fe mueve montañas”, pero una cosa es tener fe y otra muy distinta es dejarse influenciar  por algunas predicciones que muchas veces no son verdaderas.