martes, 6 de diciembre de 2011

NADA ES GRATIS EN EL CIBERESPACIO Y MENOS EN FACEBOOK

Por Andrea Calvete

Más de seiscientos millones de usuarios de Facebook somos muchas personas, es lógico que existan normas a seguir para un correcto orden, funcionamiento, privacidad y protección de datos.

El punto siete de seguridad es el que ha ocasionado en estos últimos tiempos la baja a distintos usuarios, como fue el caso de Leslie Power, la chilena de 37 años que subió una foto en su perfil amamantando a su bebé de tres meses. Luego de millones de protestas la usuaria fue dada de alta nuevamente.

Hoy es noticia otra vez que se ha bloqueado otra cuenta al danés Frode Steinicke por colocar en su perfil la foto del cuadro "El Origen del mundo", del pintor francés Gustave Courbet, donde el pubis de una mujer surge como primer plano del cuadro.

A continuación transcribo el punto 7 de seguridad de Facebook: “No publicarás contenido que resulte hiriente, intimidatorio o pornográfico, que incite a la violencia o que contenga desnudos o violencia gráfica o injustificada”.

El caso de la joven mujer apenas aparecía parte del seno, se ve mucho más a una mujer en traje de baño en la playa, así que este no es el punto, supuestamente deberíamos leer las numerosas condiciones que publica  Facebook muy detenidamente al abrir una cuenta y creo que muchos millones de personas nos daríamos de baja.

Por otra parte, volviendo al punto siete, ¿qué pasa con las fotos que publicamos en los muros, con amigos en la playa, son pornográficas?, pues la gente a la playa va cada vez con menos ropa, y el desnudo nunca fue obsceno y mucho menos cuando hablamos de arte, como es el caso de la foto publicada por el danés Frode Steinicke.

Hasta que punto es un arma de doble filo esta Red Social en donde nos permiten jugar a un gran número de juegos gratis, sólo a cambio nos solicitan acceder a nuestra información personal, y así los datos personales son adquiridos por las empresas que divulgan los juegos y esos datos les pregunto ¿a dónde van a parar?, ¿dónde están las ganancias de estas empresas?

Hoy por hoy el tener una cuenta en Facebook puede llegar a ser un obstáculo ante la presentación de un currículum vitae, pues donde hayamos publicado algo que nos pueda perjudicar  en ese futuro trabajo, aunque lo borremos, ¿qué garantía tenemos que esas empresas a las cuales los usuarios otorgamos nuestro consentimiento sin demasiada conciencia valga la redundancia, no dispongan ya de esa información?

Otro punto a tener en cuenta, es que esta red social modifica día a día su políticas y los usuarios no tenemos conocimiento, simplemente vemos que un día todo a lo que habíamos dicho que no al configurar nuestro perfil, lo debemos volver a programar, pues ya no funciona, esto realmente es algo que sucede con frecuencia y molesta al usuario y a su vez supone un riesgo porque datos privados pueden hacerse públicos.

Si bien Facebook cuida en muchos puntos el tema de la intimidad, los usuarios deberíamos percatarnos que esa privacidad es entre comillas, pues quizás dentro de muy poco al publicar una broma en el Facebook entre amigos nos censuren, por violar algunos de los puntos de seguridad.

Creo que los propietarios de esta gigantesca red social deberían abrir muy bien los ojos pues los usuarios pensamos, leemos, aunque no parezca, y pronto si nos uniéramos unos cuantos en su contra sería como un búmeran, habría que ver ¿cuántos quedarían?, ya conozco muchas personas que a partir de estos acontecimientos se han dado de baja en el Facebook, por eso les recuerdo nada es gratis en la vida, en Facebook tampoco, así que mucho ojo con lo que publiquen.

Por favor que no se mal interprete, soy usuaria de Facebook, no estoy en contra de las redes sociales, estoy a favor de un uso responsable, cuidadoso pero de ambas partes. Las redes son parte de las comunicaciones del siglo XXI muy importante, pero a su vez debemos prestar atención a sus puntos negativos para que no nos tomen desprevenidos.

A los usuarios no olvidar que los datos que figuran en Internet, una vez que fueron publicados muy difícilmente le sigamos el rastro, así que debemos proceder con cautela a la hora de transmitir información, como prueba de lo que les digo existen los llamados “limpiadores de perfiles” que se dedican a borrar todo los datos que perjudican a una persona o empresa en Internet, y a cambio se hacen millonarios.