viernes, 25 de noviembre de 2016

EFECTO MARIPOSA

El viejo proverbio que dice que “el aleteo de las alas de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo" está relacionado con la teoría del caos en el que el más mínimo movimiento en un inicio de cualquier acción puede variar su curso a causa de un proceso de amplificación de esa variante, es lo que se conoce como el “efecto mariposa”. Evidentemente, todo lo que hacemos incide en nuestra existencia, de este modo, pequeñas acciones pueden crear grandes cambios.

El término "efecto mariposa" surge partir de los estudios realizados por el meteorólogo y matemático Edward Lorenz, pionero en el desarrollo de la teoría del caos, quien sostenía que las condiciones iníciales se pueden ver afectadas por un mínimo cambio, de modo de predecir progresos al respecto. Por el año 1950 se hacía muy complejo predecir el tiempo más allá de cuarenta y ocho horas, es así Lorenz estudia las leyes atmosféricas y meteorológicas teniendo en cuenta la más mínima corriente de aire, así surge el aleteo de la mariposa a dar luz a este efecto universal.

La teoría del caos es una teoría matemática que induce al pensamiento filosófico, se refiere a la incapacidad de predecir eventos, aceptando conceptos de azar, incertidumbre, aleatoriedad e indeterminación, de allí que esta teoría tenga tanta repercusión en el diario vivir, pues la vida misma es un inmenso misterio a develar.

¿Cuántas decisiones desacertadas, equivocaciones y errores cometemos?, ¿Cuántos minutos desperdiciados?, ¿Cuántas lágrimas derramadas?, ¿Cuántas palabras no dichas a tiempo?, ¿Cuántos sueños olvidados?, ¿Cuántos deseos dormidos?... Y las preguntas podrían abarcar toda la hoja, sólo es cuestión de comenzar a escribir. Pero más allá de los “cuántos” es importante analizar “qué” hemos podido aprender cada vez que nos apartamos del camino, si hemos crecido, avanzado o literalmente hemos quedados estancados flotando sin querer hundirnos en nuestro propio ser más profundo, el que todavía no alcanzamos a comprender y dar cabida.

El aleteo de la mariposa repercute en cualquier parte del planeta pues el universo de oportunidades está conectado, todo movimiento genera una reacción. En el diario vivir cada decisión que tomamos nos afecta en modo significativo a cada uno de nosotros y a los seres que nos rodean. Así cuando por descuido cometemos un error éste no sólo nos perjudica a nosotros sino a otras personas. Del mismo modo, cuando una buena acción nos ilumina el día, también iluminará la de nuestros semejantes. El aleteo de las alas de una mariposa puede sentirse al otro lado del mundo y llegar a provocar un Tsunami. Esta imagen nos lleva saborear nuestras acciones, a palparlas, a percibirlas detalladamente a través de todos nuestros sentidos, embriagados de aromas que pueden convertirse en un universo infinito de posibilidades.

Este aleteo constante que efectuamos para desplazarnos está íntimamente relacionado con la trilogía pensamiento, palabra y acción. Todo lo que pensamos suele manifestarse en palabras y acciones que desafortunadamente no siempre coinciden, pues para que esto ocurra debe generarse una armonía bastante difícil de lograr, para poder ser así coherentes con lo que pensamos, decimos y hacemos.

La interrelación causa y efecto se da en todos los instantes de la vida, de modo que un pequeño cambio puede lograr resultados significativos. La verdadera pregunta que se genera es si somos capaces en sistemas complejos de predecir las consecuencias de nuestras acciones, quizás el primer paso sea ponerse una mano en el corazón para luego dejar volar nuestras alas.

Andrea Calvete

martes, 15 de noviembre de 2016

SÍNDROME DE EXCUSINI

Las excusas suelen ser enormes escudos tras los que nos amparamos ante la disyuntiva de tener que decir sí o no a una determinada propuesta. Aparecen generalmente ante la duda al tener que definirnos por una respuesta apropiada. En tanto, el camino de la excusa nos valida a sentirnos mejor con nosotros mismos, con esa decisión que en definitiva no pudimos tomar.Según la tradición un tal “Excusini” aparece en estos momentos decisorios, y alienta a este síndrome para que las excusas circulen con frecuencia y total desenfado.

No está mal excusarse cuando lo hacemos para disculparnos, y del mismo modo cuando intentamos eludir una situación estamos en nuestro derecho a hacerlo, lo cuestionable es si en estas excusas entran a jugar las mentiras, aquí se complican los argumentos, porque detrás de una mentira nada bueno se puede edificar o sustentar. No falta quien cree que las mentiras piadosas son válidas, sin embargo por más que en el fondo tienen por fin no lastimar a alguien su base continúa siendo la mentira que nos aleja de poder construir algo con solidez. Por eso vale pena recordar “que las mentiras tienen patas cortas”.

Las dudas son inherentes a los seres humanos, son signos de inteligencia, de reflexión y de pensamiento crítico. Mas es imprescindible dudar a tiempo, cuando una situación aún puede ser reversible, para poder dar una respuesta. Dudamos pues vivimos en un mundo donde abundan las mentiras, los engaños, las actitudes desleales, la corrupción, la ambición desmedida… y ante tanta adversidad la duda surge como posible respuesta. Pero cuidado, no dudemos hasta de nuestra propia sombra.

También solemos excusarnos porque ante determinados hechos o situaciones no nos encontramos preparados, nos sentimos inseguros, entonces es más sencillo poner un motivo a decir no. Nos encontramos nuevamente de regreso al sí y no que tantas veces evitamos. Se pusieron a pensar ¿por qué dos palabras monosílabas resultan de tanto peso en nuestro accionar?

El sí y el no resultan de peso en nuestro accionar porque están relacionados con la dualidad misma de la vida, con esos opuestos que terminan de alguna manera volviéndose complementarios. El enfrentar un sí o un no requiere estar dispuestos afrontar con valentía las decisiones, con responsabilidad y compromiso, y como consecuencia sostenerlo con argumentos sólidos.

Quizás muchas veces hayamos sido víctimas de este síndrome en el que las excusas nos anteceden y justifican, por miedo, por temor, por falta de tiempo, por indecisión… no importa el motivo que quieran, puede o no ser justificado, lo importante es excusarnos menos y comprometernos más.

Andrea Calvete

lunes, 14 de noviembre de 2016

SUPERLUNA



Este lunes 14 de noviembre se puede apreciar la luna más grande y brillante desde enero de 1948. Se denomina superluna al fenómeno satelital en el cual una luna llena o luna nueva se encuentra a no más de un 10 por ciento de su punto más cercano a la Tierra en el recorrido de su órbita. Es así que millones de celulares y cámaras fotográficas han plasmado este momento en el que la energía de esta luna fluye y se expande. No falta quien embriago por su magia deja volar sus más profundos deseos, con la esperanza encendida en que se harán realidad o al menos estarán más cercanos.

A lo largo de los años los científicos han investigado respecto a los efectos favorables y desfavorables de la luna respecto al comportamiento humano, y se ha podido ver que cuando está la luna llena aumenta la actividad mental a través de sus frecuencias. Durante la luna llena se combinan la atracción gravitacional de la luna y el sol. Si bien la luna ejerce una atracción sobre la tierra otros días, hoy es más potente. Además la tierra, el agua y el aire son atraídos hacia la luna.

Más allá de las explicaciones científicas la luna toca a sus obsvadores con su encanto. Es símbolo de luz, de fertilidad,  y abundancia. Las noches de luna llena guardan cierta magia y encanto para quien suele dejarse llevar por el cielo estrellado iluminado por su blancura delicada y tenue.

¡Cuántas declaraciones a la luz de la luna llena!, ¡cuántos suspiros, besos y miradas!, ¡cuántos anhelos escondidos!, ¡cuántos deseos olvidados!, ¡cuántos amores buscan brillo!, ¡cuantas historias caminan iluminadas por este bello satélite! Inspiradora de libros, cuadros, esculturas, canciones, a cada artista logra llegar de diferente manera, a cada ser alcanza con su magia y encanto magnético. Por lo tanto, quien pueda disfrutar de una noche de luna llena podrá experimentar un momento diferente y único, a tiempo de bañarse de su energía y belleza, abiertos a que es posible un cambio o un momento trascendente. Que esta luna sea testigo de algo maravilloso en tu vida.

Andrea Calvete

lunes, 7 de noviembre de 2016

"CAMINANTES NO HAY CAMINO"

La tibia brisa de la mañana le tomó en sus brazos y le trasladó más allá de sus pensamientos, hasta llegar a ese lugar dónde es posible revivir y rememorar lo pasado. El yodo del aire se impregnó en su piel y lo invitó a desnudarse para sumergirse en el agua. Sin planearlo los deseos de Antonio comenzaron a flotar en un bálsamo junto a lo vivido, entonces una fugaz pero repentina voz despertó en su mente: “ No dejes escapar al presente, es el tiempo que te pertenece”. Suavemente sólo se escuchó el romper de las olas que llegaban a la orilla.

Sin proponérselo Antonio cuestionó: “ ¿Por qué es el presente el único tiempo que me pertenece?, no creo ser merecedor de un tiempo más que el que me de plenitud, pero dueño de esa longitud no creo ser, tan sólo un mero canal por el que pasa”, dijo con tranquilidad.

“Exacto” dijo la voz nuevamente, “ somos meros canales por dónde todo fluye, pero algunas veces no lo dejamos fluir por miedo o simplemente porque no nos encontramos preparados”.

“Puede ser”, dijo tímidamente Antonio, “ me ha pasado que al tener que dar un salto no me encuentro preparado, siento que necesito más tiempo, pero a la larga veo que nada pasa sin una razón y entonces respiro profundo y continuó ”.

“La vida es puro devenir no se detiene ante nada ni nadie, entonces el tiempo es una medida que la acompaña, estará en cada uno aprovecharlo al máximo para que ese continuo andar se convierta en el mejor rumbo a seguir y camino recorrido” finalizó Antonio con su mirada clavada en el horizonte.

Andrea Calvete



miércoles, 2 de noviembre de 2016

MÁS JUGADORES A LA CANCHA

Durante los 365 días del año damos un día especial para celebrar acontecimientos, profesiones, oficios, nacimientos, partidas, logros… y la lista puede ser inmensa, basta encontrar un motivo para no olvidar y agregarlo. Sin embargo, lo bueno sería no recordar sólo un día sino cada instante en el que ese logro, suceso o persona hace aflorar lo mejor de cada uno de nosotros, y en consecuencia actuar.

Evidentemente, es importante recordar y celebrar con un día festivo, aunque suele desdibujarse este carácter cuando lo que festejamos o rememoramos queda tan sólo marcado en almanaque como una mera fecha. El tríptico pensamiento, palabra y acción debe jugar en todo terreno, más en aquellos que recuerdan o realzan a algo o alguien.

Detrás de cada hecho o momento que recordamos existen seres humanos que dejaron una huella en nuestra vida, que nos marcaron de alguna manera con sus vivencias, con esas experiencias vibran en nuestro corazón. Es así que las vivencias individuales suelen marcarnos como personas, pero las compartidas nos marcan como sociedad. Por eso es importante ser cuidadosos cuando a través de diferentes medios actuamos o compartimos información, ya que nuestro hacer individual tiene repercusión directa en lo colectivo. Por eso, cuando nos quejamos porque las cosas andan muy mal, somos tan responsables como aquellos que ocasionaron el problema, ya que como seres integrantes de una sociedad si bien la crítica es importante no basta quedarse de brazos cruzados hay que poner manos a la obra y actuar en consecuencia, estamos llenos de directores técnicos, faltan más jugadores.

Criticar es sencillo es ver la paja en ojo ajeno, sería importante reconocer errores antes de lanzar la primera piedra, así la crítica se haría mucho más constructiva. Por otra parte, el verdadero director técnico une al equipo, lo fortalece, motiva, lo hace entrenar y superar obstáculos, y para ello establece disciplina, no se queda sólo con la queja porque el partido se jugó mal. No debe confundirse disciplina con autoritarismo, el DT debe impartir normas de conducta y entrenamiento para que el equipo funcione correctamente, para ello deberá utilizar una estrategia de modo que su equipo se sienta motivado, apoyado y sostenido. Por eso, aportar soluciones, propuestas alternativas, son parte de la responsabilidad que tenemos a la hora de lanzar una crítica, pues así será constructiva. Destructores sobran, falta gente que construya, integre y una, más jugadores a la cancha jugando con la misma camiseta, de eso depende lo que queda por andar.

Andrea Calvete