domingo, 12 de julio de 2015

REPIQUETEAN

Se oyen campanas lejanas,

el latir de un corazón,

se desnudan los deseos,

se descalza la pasión.


Repiquetean los sueños,

al ritmo de un gran tambor,

corren agitadas palabras,

desafían a la razón,

interpelan a los minutos

y acarician al dolor.


Todo es posible, tan sólo

alcanza una razón,

para dar cabida al verbo,

que se convierta en acción.


Suenan y suenan…

esparcen todo su ardor,

para llegar a quien

tenga el poder de

dar su amor.


Andrea Calvete