jueves, 5 de marzo de 2015

NOBLE CUORE

Palpita con ritmo,
cabalga a su tiempo,
vibra con su estilo,
se quiebra y renace.

Noble compañero
a quien sabe escucharle,
desata pasiones,
despierta debates.

Transcurre en la nieve
o en el fuego que arde.
Sostiene ilusiones,
sobrepasa el aire.

Mantiene el insomnio
de quien jura amarle.
Traspasa fronteras,
conquista talantes.

Resiste con fuerza,
la vida le invade.
Sabe de amarguras
de horas imborrables,
por eso aún cansado
siempre late y late.

Corazón de hierro
de rosa o diamante,
palpita y se agita
pase lo que pase.

Andrea Calvete