jueves, 29 de enero de 2015

FUGAZ INSTANTE

En un instante fugaz sus miradas se cruzaron. Un fuego intenso los invadió sin permiso. Un coloquio, sin palabras, sin sonidos, carente de ruidos, desbordado de misterio y de atrapante brillo, como único testigo. Sólo se escuchaba el potente palpitar de sus latidos, que parecían cabalgar desenfrenados, sin rumbo y sin destino. Fluir de pasiones, de vida y de sentidos, quedaron atrapados sin explicaciones ni más motivos.